Tendencias

Jairo fue internado por una leve neumonía y debió suspender su gira

Desde el lunes por la mañana, Jairo está internado en la Fundación Favaloro debido a una leve neumonía. El querido artista cordobés de 72 años debió suspender una serie de conciertos por el interior y se recupera en la clínica, donde los profesionales están atacando al virus respiratorio con antibióticos.

Desde su entorno, informaron a Teleshow que el autor de “Ferroviario” se encuentra de muy buen ánimo, pero que a su edad todo debe tratarse con el debido cuidado. Por estos días, Jairo recibió la visita de Iván, Mario y Lucía, sus tres hijos que residen en España, por lo que la cuenta de afecto para su recuperación está garantizada, aunque de momento no pueda tener contacto con sus nietos debido a la contagiosidad del virus.

Las primeras alertas surgieron el viernes 10 de diciembre, cuando el músico se presentó en la localidad santafesina de Armstrong en un encuentro para conmemorar un nuevo aniversario de la vuelta de la democracia. Allí presentó los primeros malestares en su salud, que se manifestaron en accesos de tos y una afonía. Luego presentó las primeras líneas de fiebre, que derivaron en su internación.

Por recomendación médica, desde la productora informaron la postergación de los conciertos que tenía pautado el cordobés para los próximos días. Por este motivo, sus presentaciones en San Juan (16 de diciembre), Mendoza (17), San Luis (18) y Río Cuarto (19), serán reprogramadas y en los próximos días se informarán las fechas respectivas.

El artista nacido como Mario González en Cruz del Eje se encuentra celebrando medio siglo de carrera, tomando como kilómetro cero el álbum Emociones, publicado en 1970 y que fue el primero con el nombre artístico que lo llevó a la popularidad internacional. En ese marco, se publicó el primer volumen de 50 años con la música, un disco doble lleno de figuras invitadas como Abel Pintos, las integrantes de Eruca Sativa y Luciano Pereira, entre otros.

En medio de su vuelta celebratoria a los escenarios tras la pausa impuesta por la pandemia, Jairo sufrió un golpe fuerte con la muerte de su esposa, ocurrida el 28 de julio pasado. “Con infinito dolor comunico el fallecimiento de Teresa Sainz de los Terreros, mi amada esposa y madre de mis hijos. Agradecemos los mensajes de cariño. Hoy rogamos por su descanso en paz tras años de lucha conmovedora y desigual contra la enfermedad. Gracias por el respeto”, escribió el artista en sus redes sociales comunicando la noticia.

Jairo y Teresa se conocieron en una navidad madrileña a principios de los ‘70 y no se separaron más. Formaron una numerosa familia con cuatro hijos –Iván, Yaco, Mario y Lucía, y siete nietos-. En más de una oportunidad, él destacó que ella fue un pilar muy importante en su carrera y lo acompañó para que pudiera crecer profesionalmente.

En mayo habían cumplido 49 años de casados. Desde hace 10 años que se les dificultaba celebrarlo. O bien, lo hacían a su manera, comunicándose como podían, ya que ella cursaba una internación domiciliaria por una enfermedad pulmonar crónica. En el último tiempo, Teresa no podía hablar; Jairo se sentaba a su lado, le hablaba, la acompañaba, le cantaba: “Los enamorados” era su canción favorita, la misma que le cantó en su despedida.

Un mes y medio después, fue invitado por Raúl Lavié a participar de Piazzolla Inmortal, un concierto en homenaje al genial bandoneonista. Fue su regreso a los escenarios, y al respecto respondió a este medio sobre si el canto era una herramienta para sanar. “La actividad del artista ayuda porque los artistas amamos lo que hacemos. Teresa era muy amiga de Ástor tengo recuerdos maravillosos de diálogos fantásticos entre ellos. Es un magro consuelo, pero es consuelo al fin. Hay personas que son irremplazables”, destacó.

GRC
Author: GRC

Noticias relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. LAS PAUTAS PUBLICITARIAS PERMITEN QUE USTED DISFRUTE GRATIS DE ESTE SITIO!