Mundo

Las personas transgénero están viviendo una pesadilla para huir de Ucrania

Cientos de personas transgénero que huyen de Ucrania están librando una “guerra dentro de la guerra” por verse limitadas por un documento que no las reconoce como mujeres y entonces se ven obligadas a retroceder cuando llegan a las fronteras.

 

Con sus documentos oficiales en mano no pueden salir del país, como prevé para todos los hombres la ley marcial que entró en vigor inmediatamente después de la operación militar rusa.

La única solución es acudir al médico y luego, con el certificado, ir a la oficina militar para ser eliminado de la lista de inscripción”, lamentan con desconsuelo las asociaciones LGBTQ de la capital Kiev.

En Chelm, a pocos kilómetros de la frontera entre Polonia y Ucrania, pocas personas admiten tener amigos transgénero.

El tema del género, y la homosexualidad en particular, sigue siendo un tabú para muchos en Ucrania.

Y los derechos de los homosexuales en el país no están protegidos por ninguna ley ni existe una gran sensibilidad social sobre el tema.

Pero también hay quienes en la frontera hablan libremente sobre el tema, reporta la agencia de noticias ANSA.

“Algunos de mis amigos todavía están en Ucrania y están tratando de averiguar cómo cruzar la frontera con su pasaporte”, contó Renata, de 44 años, que acaba de escapar de Kiev.

Historias similares también se suceden en las redes sociales y blogs de las múltiples asociaciones que están ayudando a toda la comunidad.

A algunas de ellas se les recomienda mentir, diciendo en la frontera que perdieron sus documentos para que puedan ser reconocidas como mujeres.

“Los guardias te desnudan y te tocan por todas partes. Se nota en sus rostros que se preguntan ‘¨¿qué eres?’ como una especie de animal o algo así”, fue el descarnado testimonio de Judis, en las páginas del diario británico The Guardian.

Según algunas estimaciones de organizaciones ucranianas, cientos de personas transgénero intentaron cruzar la frontera desde el comienzo de la guerra, pero alrededor del 90% de ellas fueron rechazadas.

Desde las fronteras ucranianas, el eco de muchas historias llega también a Italia.

El partido gay liderado por Fabrizio Marrazzo pidió la intervención del ministro de Asuntos Exteriores, Luigi Di Maio, para “permitir también que médicos italianos voluntarios vayan a la frontera para certificar a las personas trans y sacarlas de Ucrania”.

Se trata de un callejón sin salida por demás dramático que corre el riesgo de generar nuevos “prisioneros” de guerra.

Noticias relacionadas

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. LAS PAUTAS PUBLICITARIAS PERMITEN QUE USTED DISFRUTE GRATIS DE ESTE SITIO!