Mundo

La Corte israelí obligó a Netanyahu a echar a un ministro condenado por corrupción

Aunque intentó resistir la medida todo lo posible, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, debió destituir este domingo al ministro del Interior, el rabino ultraortodoxo Arieh Deri, cuyo nombramiento había sido invalidado por la Corte Suprema ya que tiene condenas por corrupción y fraude fiscal.

«Sintiéndolo mucho y con gran pena (…) me veo obligado a sacarte de tu posición de ministro en el gobierno», dijo Netanyahu a Deri, que también estaba a cargo de la cartera de Sanidad, y le garantizaba a Netanyahu el apoyo de un grupo de legisladores del partido ultraortodoxo Shas. Con múltiples cargos vinculados con el poder desde 1988, Deri había sido condenado el año pasado por evasión fiscal, pero además tuvo otra condena por corrupción, que le valió ir a la cárcel por recibir sobornos en el año 2000. Así cuando Netanyahu lo nombró en su gabinete, el Tribunal Supremo de Israel anuló ese nombramiento, considerándolo «extremadamente irrazonable», y señalando que las condenas que recibió «lo inhabilitan para ser parte del gobierno».

«La decisión de la Corte Suprema ignora la voluntad del pueblo», contestó Netanyahu durante una reunión de su gabinete, pero cumplió con lo ordenado y despidió a Deri, aunque sus asesores legales buscan la forma en que este pueda regresar al gobierno «aunque sea como observador».

«Seguiremos buscando la forma en que Deri pueda contribuir al servicio del Estado de Israel», señaló Netanyahu este domingo. La decisión del Tribunal Supremo fue tachada de «injusticia» por los líderes de los partidos que forman la coalición gobernante.

Deri reconoció el año pasado ser culpable de un delito de fraude fiscal y fue multado con 180.000 séqueles, el equivalente de unos 50.000 dólares.

La desesperada «Ley Deri»

Ante esa cirunstancia, que le valdría a Deri la inhabbilitación, los diputados israelíes oficialistas habían votado de manera apresurada una ley, que la prensa llamó «ley Deri», por la que se autorizaba a ocupar una cartera ministerial a una persona reconocida como culpable de un delito, pero no ondenada a prisión firme. El objetivo era permitir que Deri ocupara la cartera que había reclamado para integrar la coalición de gobierno de Netanyahu, formada en diciembre. 

Arieh Deri
Deri fue a la cárcel en el año 2000 por recibir sobornos y el año pasado por fraude fiscal. (Foto AFP¨)

 

Deri dijo el año pasado que se retiraba de la política a raíz de su condena, pero finalmente fue reelegido diputado en las legislativas del 1 de noviembre, y nombrado ministro por Netanyahu. La Corte Suprema sin embargo señaló que su retirada de la política fue la condición fijada por la justicia para evitar la prisión.

Según los jueces de la corte, su nombramiento supuso «una grave contradicción con los principios fundamentales del estado de derecho». El nuevo ministro israelí de Justicia, Yariv Levin, anunció este mes una controvertida reforma del sistema judicial, que incluye una cláusula «derogatoria» por la que el Parlamento puede anular una decisión de la corte suprema.

Deri había dicho el año pasado que se retiraba de la política a raíz de su condena, pero finalmente fue reelegido diputado en las legislativas del 1 de noviembre, y nombrado ministro.

La reforma debe ser sometida al Parlamento en una fecha por determinar, y su objetivo es aumentar el poder de los diputados. Sin embargo, decenas de miles de israelíes se manifestaron el sábado en Tel Aviv contra los planes del gobierno.

Arieh Deri, de 63 años, fue elegido diputado por primera vez en 1992 por el partido Shas, y fue ministro en numerosos gobiernos. En el año 2000 ya había sido condenado a tres años de cárcel por corrupción, y liberado después de cumplir los dos tercios de su pena.

Fuente: Perfil.com

Noticias relacionadas

Botón volver arriba