Provinciales

En pie de guerra, el SEP exige que el aumento en Salud se extienda «a todos»

Hace apenas 24 horas, tras la segunda reunión del Gobierno de la Provincia con delegados y delegadas de la Coordinadora de Salud (donde confluyen gremios, colectivos y autoconvocados que rechazan la representación del Sindicato de Empleados Públicos-SEP), se dieron a conocer los incrementos salariales otorgados «por decreto». Del encuentro participó la ministra Gabriela Barbás, quien no había estado en la primera reunión, la semana pasada, y que los asistentes calificaron de «fracaso».

El SEP, como gremio reconocido en la negociación paritaria, no tardó en reaccionar ante la medida de la Provincia de dictar por decreto un incremento salarial «a solo un sector», por afuera de la negociación ya cerrada. Los dirigidos por José Pihen consideraron el paso dado por el gobierno como una «deslegitimación» a su representación gremial, y denunciaron «como práctica desleal el accionar del Gobierno provincial por haber modificado unilateralmente el acuerdo salarial suscripto el 17 de noviembre», según reza el comunicado distribuido este jueves.

En otro párrafo del documento, el SEP expresa: «Coherente con la consigna hecha pública oportunamente, se declara el ‘estado de conflicto’ en todas las dependencias de la Administración Central, reclamando la reapertura de la negociación paritaria para que el aumento dispuesto para el personal de los hospitales provinciales se haga extensivo a todos los trabajadores».

Este viernes habrá asambles en todas las reparticiones de la Administración Pública de la Provincia y se convocó a una movilización para el lunes 5 de diciembre, a partir de las 10.

La intención del Gobierno fue avanzar rápidamente en la desactivación del conflicto que ya supera las tres semanas y que está resintiendo la atención en los hospitales provinciales. Por ahora el objetivo no parece alcanzarse.

Rechazos de los equipos de salud

Si bien no fue unánime el rechazo a los incrementos dispuestos para el personal de la salud (el anuncio indicó que un médico sin antigüedad que en octubre percibió $142.793 de bolsillo, pasará a percibir $ 210.044 de bolsillo), este jueves se produjo una nueva movilización de trabajadores y trabajadoras nucleados en la Mesa Coordinadora Única de Salud, rechazando los incrementos dispuestos por decreto y ratificando las medidas de fuerza en los hospitales de la provincia.

Por su parte, el Colectivo de Residentes y Concurrentes, que integra «Córdoba Salud Unida», decidió rechazar la oferta del Ministerio de Salud. «Se ofreció un bono adicional de 50.000 pesos remunerativo al salario básico para quienes realizan guardias, y si bien se depositó a residentes de otros tramos de formación que no implican guardias, la ministra dijo que se deberá justificar con tareas extras para percibirlo«, argumentó el Colectivo al expresar el rechazo.

«A grandes rasgos lo que mas molesta a los compañeros en los hospitales es que el aumento es un bono que equivale al 40% del básico de octubre, o sea un promedio de 35 mil pesos», explicaron a La Nueva Mañana desde el Colectivo. Y aseguraron que los sueldos «no llegan en ningún caso a los 200 mil pesos».

La Provincia informó que todos los conceptos que perciban los equipos de Salud serán remunerativos, por lo tanto, impactan tanto en el aguinaldo como en la jubilación. Y accedió a uno de los puntos incluidos en el pliego de demandas del sector de la salud: la consideración de todo el personal del área como Recurso Humano Crítico. Pero el largo conflicto persiste.

Fuente: lmdiario.com.ar

Noticias relacionadas

Botón volver arriba