AudiosLocales

AUDIO | Fiestas Mayas en Villa Nueva: regresa el clásico desfile

AUDIO – MARCELA UNZUETA

En Villa Nueva, fue presentada la agenda de las Fiestas Mayas en la vecina ciudad de Villa Nueva, con la alegría de volver a la presencialidad, luego de dos años de pandemia. La agenda es muy variada a lo largo de todo el mes, con el regreso del desfile por calle Belgrano con todas las instituciones que habitualmente participan. Ya se encuentran confirmadas unas 50 instituciones para participar del desfile tan ansiado, indicó Unzueta.

Por otro lado, nos habló de la colecta de bufandas tejidas, celestes y blancas para enviar a Chubut donde nació una iniciativa que se hizo consigna a nivel nacional también:

El disparador fue la nota de la “bufanda mágica”. Una historia entre una docente y su ex alumno, quien convocado para pelear en la guerra de Malvinas, le pidió a quien fuera su maestra que le enviara a las islas la misma bufanda que él le “robaba” en los recreos de la escuela número 64, en la zona de chacras de Trelew.

Los protagonistas son Mirta Romero y Daniel Lillo, fue cuya emocionante historia fue publicada por Clarín. Ahora, un grupo de docentes de Puerto Madryn pusieron en marcha un proyecto para tejer bufandas celestes y blancas en todas las escuelas de la provincia de Chubut. Se las van a entregar a los centros de ex combatientes de Malvinas que participarán del acto que el próximo 19 de junio se realizará en esa ciudad en recuerdo a los 40 años de la llegada de los soldados tras la finalización de la guerra.

Ese hecho se recuerda como “el día que Madryn se quedó sin pan” y será conmemorado con la presencia de ex soldados de todo el país.

“Cuando se cumplieron 30 años implementamos un homenaje bajo el lema ’30 años después te volvemos a escribir’, sabiendo que muchas cartas que se les enviaron a los soldados a Malvinas no les habían llegado. Y ahora, hubo un disparador para volver a homenajearlos. Fue la historia de Mirta Romero y Daniel Lillo respecto a esa ‘bufanda mágica’ que los unió antes, durante y después de la guerra. Por eso vamos a poner en marcha ’40 años después te volvemos a abrazar’, porque entendemos que esa bufanda abrazó a maestra y alumno y los hizo reencontrar”, le dijo a este diario Agustina Quinteros, una de las docentes impulsoras de este proyecto.

La historia cuenta que el 19 de junio de 1982, 4.100 soldados argentinos llegaron a Madryn en el buque británico “Canberra”, tras la rendición pactada por la dictadura argentina con las fuerzas inglesas el 14 de junio, apenas 5 días antes. Estaban hambrientos y con la angustia y las profundas heridas que les había dejado el conflicto bélico.

Solo pedían “un pedazo de pan”. La gente de Madryn rodeó los camiones que llevaban a los soldados, rompió el cerco militar inglés y se acercó para alimentarlos. Las panaderías y todos los comercios quedaron sin un pedazo de pan. Todo se lo dieron a los soldados. Por eso, el hecho se recuerda históricamente como “el día que Madryn se quedó sin pan”. Y el 19 de junio habrá un gran acto con ex combatientes de todo el país que estuvieron ese día en la ciudad del Golfo Nuevo.

Agustina, una docente que trabaja permanentemente en la unión de la escuela con lo que ocurrió en Malvinas en 1982, dijo que “queremos que cada escuela de la provincia teja, al menos una bufanda. Y que la traiga a Madryn ese día para dársela al soldado que elijan o al centro de ex combatientes que quieran. La idea es además que sea un alumno el que la entregue, pero eso quedará a criterio de cada establecimiento”. Ella trabaja en este proyecto junto a otras tres maestras: Gabriela Blasco, Anabel Guerra y Erika Machado.

Las impulsoras del proyecto para hacer bufandas celestes y blancas para los excombatientes que llegaron en el CanberraLas impulsoras del proyecto para hacer bufandas celestes y blancas para los excombatientes que llegaron en el Canberra

Agustina, que ejerce en las escuelas 789,741 y 728, dijo que “tejeremos bufandas para reafirmar ese abrazo que nunca dejamos de dar y que no hay que olvidar. Comenzamos en Puerto Madryn queriendo recrear un proyecto que habíamos realizado 10 años antes. En ese entonces escribiendo cartas para los combatientes, ahora sobre la historia de la maestra Mirta y su alumno, y con la idea de poner en valor la unión inquebrantable a lo largo de los años de la escuelas y Malvinas”, agregó.

Al cumplirse los 40 años del inicio de la guerra, Clarín publicó la historia de la docente Mirta Romero y quien fuera su Daniel era alumno en séptimo grado de la escuela 64 ubicada en la zona de chacras de Trelew y Mirta, su maestra. En esos días, Daniel le “robaba” una bufanda amarilla a Mirta para abrigarse en los fríos recreos de la escuela.

Años después lo convocaron a la guerra y le pidió a su maestra que le enviara a Malvinas la bufanda para poder soportar un poco mejor el intenso frío de las islas. La bufanda llegó a destino y ambos construyeron una historia emocionanteClarín los juntó en Playa Unión, en la casa de Mirta para revivir aquel momento. La nota movilizó a las docentes a poner en marcha este proyecto de tejer bufandas, pero del color de la bandera argentina.

En el monumento a los excombatientes en Puerto Madryn. Las docentes impulsan hacer bufandas tras la historia de la maestra y el alumno.En el monumento a los excombatientes en Puerto Madryn. Las docentes impulsan hacer bufandas tras la historia de la maestra y el alumno.

A poco de poner en marcha el proyecto, ya se sumaron escuelas de Esquel, Trevelin, Trelew, Cerro Cóndor, Yala Laubat, Rawson y Pirámides. Las docentes tienen fe en que con el paso del tiempo van a estar todas las escuelas de Chubut. Al menos con una bufanda.

“Además invitamos a las maestras jubiladas a que se integren”, dijo Agustina. Ante esta iniciativa es posible que lleguen bufandas de otras partes del país. “Queremos pedir a quienes puedan donar lana del color de la bandera que lo hagan. Tanto a nosotras como a las escuelas del interior provincial que ya se han sumado”, invitó.

La foto icónica. La gente y el pan para los soldados. Habrá un acto donde regalarán bufandas celestes y blancas.La foto icónica. La gente y el pan para los soldados. Habrá un acto donde regalarán bufandas celestes y blancas.

El perfil de las docentes que acompañan a Agustina en la iniciativa tiene que ver con un gran arraigo a la causa Malvinas y también con cambiar ciertos estándares de la educación incorporando actividades como el tejido.

Anabel Guerra es profesora de secundaria, emprendedora del tejido y también comprometida con Malvinas y su enseñanza. Gabriela Blasco también es profesora de las escuelas 728 y 790, donde promueve también la participación de sus alumnos y alumnas en ferias de ciencia y proyectos diversos. Y Erika Machado, maestra de la primaria 42, también promueve el tejido en sus proyectos y año a año difunde la causa Malvinas.

La fecha elegida para esta iniciativa es muy significativa para la comunidad de Puerto Madryn. Después del día en que la ciudad se quedó sin pan, vendrían jornadas de oscuridad para los ex combatientes por decisión de la misma junta militar que los había enviado a la guerra. Pero aquel 19 de junio de 1982, la comunidad madrynense desafió a las fuerzas inglesas para quitarles un poco el hambre. Y también fue un abrazo gigante para quienes habían defendido con tanto heroísmo la bandera. Quizá por eso es el color elegido para las bufandas.

 

Noticias relacionadas

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. LAS PAUTAS PUBLICITARIAS PERMITEN QUE USTED DISFRUTE GRATIS DE ESTE SITIO!