Provinciales

San Francisco: Bernarte perdió un riñón y parte del intestino delgado

En la mañana de este lunes, el director del Hospital Iturraspe de San Francisco, Valentín Vicente, y el jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del nosocomio, Rodolfo Buffa, brindaron a la prensa un nuevo parte médico sobre la salud del intendente Damián Bernarte, quien fuera atacado con un arma de fuego en la madrugada del domingo.

Precisaron los profesionales que la evolución de Bernarte es la esperada, que sigue en estado reservado, que se deben aguardar 24 horas más para evaluar su evolución y que en la primera cirugía que se le efectuó, se le debió extirpar el riñón izquierdo y 40 centímetros del intestino delgado.

Relato del abordaje médico

“El señor Bernarte ingresó a la terapia intensiva ayer a la mañana, después de haber pasado por quirófano por recibir un impacto de bala en el abdomen, que lo llevó a una cirugía en la que tuvo compromiso multivisceral“, introdujo Buffa, quien precisó que al paciente “se le tuvo que reparar el estómago, se le quitó una parte del intestino delgado y el riñón izquierdo“.

Acto seguido se lo trasladó a la terapia intensiva, donde se encuentra actualmente alojado: “Se trabaja en recuperación crítica, está poliinvadido, sedado profundamente y con respiración mecánica“.

Sobre la evolución de la salud de Bernarte, Buffa afirmó que “es la esperada” y explicó que en los partes médicos se habla de “estado reservado”, ya que para sacar conclusiones se debe esperar lo que ocurra en las primeras 48 horas, “teniendo en cuenta las características del trauma que sufrió”.

Respecto de la primera atención que recibió en el lugar en el que recibió la agresión, Buffa manifestó: “Cuando recibimos al paciente, él llegó en buen estado y ya lo habían empezado a reanimar, por lo que todo lo que se hizo en primera instancia entendemos que estuvo bien”.

Consultado sobre las secuelas que pudieran devenir del ataque con el arma de fuego, Buffa recalcó que aún no pueden analizarse, ya que depende de lo que ocurra en este tiempo de estado reservado, en el que podrían presentarse complicaciones como hemorragias e infecciones.

“Después de las 48 horas puede haber otras complicaciones. Sobre las secuelas, hoy por hoy no podemos saberlo. Si todo sigue progresando bien, en las próximas 24 a 48 horas estemos en condiciones de empezar a intentar despertarlo”, completó.

Aclaró el profesional que la bala calibre .22 con la que fue atacado Bernarte quedó alojada en la parte posterior de la cavidad abdominal y que “no es fundamental para la evolución del paciente” extraerla en este momento.

Valentín Vicente, por su parte, aclaró que no se ha reforzado la seguridad del nosocomio a partir de esta situación particular e indicó que la bala de .22 fue disparada a corta distancia, causando “mucho daño dentro de la cavidad abdominal”.

Fuente: lmdiario.com.ar

Noticias relacionadas

Volver al botón superior