Mundo

PERÚ l Castillo dijo que tras más de un año de gestión no hay pruebas de corrupción

El presidente de Perú, Pedro Castillo, afirmó este jueves que tras más de un año desde el inicio de su gestión sus enemigos políticos no consiguieron pruebas sobre presuntos actos de corrupción sobre los que es investigado al igual que su familia, en una jornada en la que la Fiscalía anunció la apertura de una nueva indagación en su contra, la quinta en su mandatario.

“Se hace mucho show mediático para hacer creer que mi familia está en actos de corrupción. Ya pasó más de un año y no hay pruebas, solo supuestos. Sigan con su agenda mediática, nosotros seguiremos trabajando por el Perú”, escribió Castillo en su cuenta de Twitter.

Las declaraciones del mandatario se produjeron a pocas horas de que la fiscal de la nación, Patricia Benavides, anunció que abrió una nueva investigación en su contra por presuntos actos de corrupción.

Castillo, que asumió en julio de 2021, acumula seis los procesos, cinco de ellos por presuntos actos de corrupción durante su mandato y otro por un delito del fuero civil ocurrido en 2012.

El Ministerio Público indicó en un mensaje en su cuenta de Twitter que la Fiscalía dispuso así investigar si el presidente y el ahora ministro de Transportes, Geiner Alvarado, pertenecen a una organización criminal.

Se trata de la quinta investigación contra Castillo desde que asumió la Presidencia.

Una sexta -por presunto plagio- es anterior a su asunción, mientras en el caso de Alvarado es la primera investigación en su contra y se relaciona a su etapa como ministro de Vivienda y no de Transporte, cartera que lidera ahora.

Las diligencias preliminares tienen una duración de hasta 36 meses, según informaciones del diario El Comercio, y están relacionadas con presuntas irregularidades en la realización de obras en Anguía, en la provincia de Chota y Gondor, en el departamento de Lima.

Ambas obras, de acuerdo a la denuncia, habrían sido otorgadas a empresas privadas a cambio de sobornos a través de una presunta organización que integrarían el jefe de Estado y Alvarado, ministro de Vivienda cuando ocurrieron los hechos en 2021.

La presunta organización criminal también estaría integrada por Yenifer Paredes, cuñada de Castillo, así como por empresarios y exfuncionarios del actual Gobierno.

El mandatario denunció la existencia de un “plan mediático” en su contra, orquestado, presuntamente por un sector de la prensa en complicidad con la Fiscalía.

“Sé que sacarán de todo para seguir golpeando a mi familia, a mis padres, hermanos, es parte de la lucha, pero no me van a doblegar. El caso de mi hija Yenifer, es parte de la vida política en el Perú y sé que junto a ustedes (los ciudadanos) saldremos adelante para lograr un país más justo”, agregó el mandatario.

Castillo hizo así alusión a Yenifer Paredes, hermana de su esposa, Lilia Paredes, a quien considera una hija por haber asumido su crianza durante su infancia y adolescencia.

Yenifer Paredes es investigada por corrupción por la fiscalía y el jueves se entregó a la Justicia luego de haber permanecido prófuga.

Esto sucedió luego de que ayer evitara que la Fiscalía la intervenga, bajo mandato del Poder Judicial, para ser detenida preliminarmente por la causa que se le sigue.

Fuente: Telam

Noticias relacionadas

Volver al botón superior