Mundo

ONU l Rechazan una comisión investigadora sobre biolaboratorios en Ucrania

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas rechazó este miércoles una propuesta de Rusia para impulsar la creación de una comisión para que investigue la supuesta existencia de biolaboratorios de Estados Unidos en territorio ucraniano.

 

La petición de Rusia solo sumó dos votos a favor -el propio y el de China–, mientras el Reino Unido, Estados Unidos y Francia se opusieron.

Otras nueve delegaciones se abstuvieron, según recogió la agencia rusa TASS y citó la española Europa Press.

Desde el comienzo de la guerra en Ucrania, el Gobierno de Rusia denunció en varias ocasiones la existencia de laboratorios “biomilitares” de Estados Unidos en territorio ucraniano, en los que presuntamente se trabaja con “agentes biológicos potencialmente útiles como armas biológicas”.

Estados Unidos no tardó en responder y a comienzos de marzo ya tildó de “falsas informaciones” las acusaciones de Rusia.

“Esto es absurdo. Es el tipo de operación de desinformación que hemos visto repetidamente por parte de los rusos a lo largo de los años en Ucrania y en otros países”, dijo Jen Psaki, por entonces portavoz de la Casa Blanca.

Moscú había presentado el jueves pasado la iniciativa de una comisión investigadora.

“La Federación de Rusia no tenía más opción que presentar una denuncia para pedir abrir una investigación” sobre “actividades biológico-militares de Estados Unidos en Ucrania”, precisó entonces la Cancillería en un comunicado.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, el objetivo de Ucrania con esos laboratorios era “crear un mecanismo de propagación furtiva de patógenos mortales”.

Son “pura invención”, aseguró el mismo jueves la embajadora estadounidense ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Linda Thomas-Greenfield.

“Pero quiero aprovechar esta oportunidad para poner las cosas en su sitio. Ucrania no tiene programa de armas biológicas. Estados Unidos no tiene programa de armas biológicas”, afirmó la diplomática.

La semana pasada, además, Rusia volvió a la carga con la denuncia de que Kiev estaba fabricando una “bomba sucia”, como se llama a un explosivo convencional al que se le agrega material radiactivo, biológico o químico para que este se disemine con el estallido.

Inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), “comenzaron -y pronto concluirán- la verificación de actividades en dos localizaciones en Ucrania” sobre la cuestión, reportó la agencia en un comunicado el lunes.

El director del OIEA, el argentino Rafael Grossi, anunciará esta semana las “conclusiones iniciales sobre las últimas actividades de verificación en dos sitios”, agregó la nota.

Fuente: Telam

Noticias relacionadas

Volver al botón superior