Provinciales

Neonatal: qué leyó Brenda Agüero en Google y su sombrío rol en la “sala de recuperación” de bebés

El expediente revela situaciones clave que se vivieron con la enfermera acusada de las muertes. Testimonios la sitúan en los momentos en que la salud de los bebés empeoró de manera repentina. Son fundamentales en el agravamiento de la imputación que dispuso el fiscal Garzón.

 

La situación procesal de Brenda Agüero se complica cada vez más. El fiscal Garzón amplió su imputación por homicidio calificado por procedimiento insidioso y le adjudicó las muertes de tres bebés que fallecieron entre marzo y junio de 2022 en el Hospital Materno Neonatal. Cabe destacar que hasta el momento la enfermera estaba acusada de matar a dos bebas que fallecieron el 6 de junio pasado. 

Del expediente que confeccionó Garzón a partir de los testimonios, peritajes y conclusiones se desprende qué buscó Agüero en Google la madrugada del 10 de octubre de 2021. 

Por un lado, googleó cómo se debe actuar ante un niño con diarrea y deshidratación. En la documentación que consultó se explicaba detalladamente la cantidad de potasio que un paciente de 25 kg requiere, la forma de preparar un plan de hidratación, la cantidad que debe administrarse según cada ampolla y cuál es el flujo máximo de potasio para un niño de 30 kilos. Todo esto estaba detallado con reglas de tres simple.

Además, buscó “Insuficiencia Respiratoria Aguda” e “Insuficiencia Renal Aguda”. Los resultados le indicaron cuáles son los síntomas de una insuficiencia renal aguda y cómo se manifiesta la hiperkalemia (también conocida como hiperpotasemia, que responde a un alto nivel de potasio en sangre).

En otra búsqueda, Agüero se interesó por el “AHA Guidelines for Neonatal Resuscitation”, una guía en inglés sobre la reanimación de recién nacidos.

También en los archivos “Cardiopatías I” y “Cardiopatías II” que indicaban, entre otros temas, que para producir un paro cardíaco debe utilizarse una solución cardiopléjica rica en potasio. “Reanimación de Neonatal 7ª edición” fue otro de los libros que consultó.

Además, la enfermera se interiorizó en el “Cuadro de Medicamentos Intravenosos en la UCIREN I y II”, una tabla de medicamentos por vía intravenosa para las unidad de cuidados intermedios neonatales que contenía un cuadro de medicamentos de alto riesgo, entre ellos el cloruro de potasio, fosfato de potasio e insulina humana de acción rápida regular. Sobre este último se detallaban las dosis, equivalencias y precauciones.

En un apartado de ese cuadro también se apuntaban “Los siete correctos”, comprendiendo: 1- medicamento correcto, 2- vía correcta, 3- dosis correcta, 4- paciente correcto, 5- hora correcta, 6- dilución correcta y 7- tiempo de infusión correcto.

Otro archivo que googleó Agüero corresponde a las “Formulas de Utilidad en Pediatría 2020”, en la que se explica las dosis para la corrección de hipercalcemia, hipocalcemia, hipoglucemia. Según el expediente, este documento especifica algo fundamental: “Las primeras 48-72 horas: NO SE ADMINISTRA POTASIO(…) HAY HIPERKALEMIA”.

Cómo actuar ante el duelo

La acusada también leyó información sobre “El duelo ante la muerte de un recién nacido”. Se trata de un artículo que detalla cómo debe manejarse el equipo de salud ante la muerte de un recién nacido. Además, las fases y etapas, el abordaje y las intervenciones para una madre que ha perdido a su hijo.

Sobre todo esto, el fiscal Garzón subraya: “Todos estos archivos que contienen alguna información sobre el potasio -su administración, dosificación y consecuencias-, fueron consultados y descargados en un mismo día, época en la cual la imputada se desempeñaba como enfermera de obstetricia en el Sanatorio Allende y en el Hospital Materno Neonatal, información que carecería de relevancia a la especialidad de Agüero, puesto que incumbe a las áreas de neonatología y pediatría”.

“Sala de recuperación”

El 6 de junio de 2022 fue una de las noches claves del horror en el Neonatal: murieron dos bebas. Testigos ubicaron a Brenda Agüero en la sala de recuperación y relataron que las recién nacidas empeoraron repentinamente cuando estaba la enfermera. A su vez, describen los momentos en los que tuvo contacto con las víctimas y sus familias.

Una de las madres de las bebés fallecidas relató: “Cuando la enfermera le da la bebé a mi pareja me di cuenta que nos miraba medio raro, no sé si con lástima o cómo, pero me acuerdo que me parecía raro como nos miraba, como de reojo. Sin decir nada se lleva la bebé, nosotros no sabíamos ni por qué ni a dónde”.

También declaró que cuando fue a ver a su hija a terapia le tocó las manos y la frente y las sintió frías. Aseguró que nadie le dijo que la niña había fallecido y que, muy por el contrario, la incentivaron a que la alzara. Fue su esposo el que la alertó.

En tanto, una de las médicas detalló que en un momento Brenda Agüero se le acercó con un bebé en brazos y le dijo: “Se puso mal, se descompensó”. En la misma línea, otra médica contó ante Garzón que la enfermera “apareció corriendo con un bebe en brazos y pidiendo ayuda”. Esa beba había entrado en paro y horas después falleció. Las profesionales hicieron la denuncia a una Unidad Judicial ubicada al lado del Neonatal.

Esas no fueron las únicas médicas que describieron a Agüero en momentos críticos. Otra profesional dijo que una colega le contó que vio a la enfermera sacándole la ropa a un bebé que estaba en recuperación. “Ella respondió que estaba revisándolo”, agregó.

Estas declaraciones, entre otras, hicieron que el fiscal Garzón agrave la imputación en contra de Brenda Agüero, que lleva 74 días detenida en Bouwer.

Ampollas de potasio

Un testimonio clave que consta en el expediente es el de una persona que conforma el equipo de la Farmacia del Hospital Neonatal. Ante Garzón, explicó que desde su servicio “proveen potasio para el área de neonatología y que el último movimiento fue de alrededor 150 ampollas que se trasladaron desde la farmacia a dicha área”.

“Al revisar el stock y registros de potasio para el Centro Obstétrico, pude constatar que en el mes de junio, de los botiquines de los internados faltaban un total de 20 ampollas (18 del internado A y B y 2 del internado C), pero sin embargo no registraron prescripción médica de potasio durante todo el mes de junio que justifique el faltante”, añadió.

Una enfermera también prestó declaración y contó que el 6 de junio de 2022 recibió la guardia por parte de Brenda Agüero. “Apenas llegué me dijo ‘no sabes lo que pasó, horrible, se paró un bebé en los brazos del padre’”, reveló.

Otra profesional apuntó que en el momento en el que estaban asistiendo a una de las bebas que nació ese 6 de junio, llegó otra médica con un tercer bebé descompensado. Un médico declaró en la misma línea: “Estaba volviendo a mi puesto cuando me dicen ‘Volvé que hay otro’. Ahí dije ‘No puede ser. Esto es una broma’. No es normal que en una noche dos bebés se descompensen así”. 

“Indicio de presencia”

Para Garzón, los testimonios confirman el “indicio de presencia” de la imputada en la “sala de recuperación” y “el despliegue de su actividad a ocultas de la vista de otros profesionales”. El fiscal sostiene que “habría sido la única profesional que tuvo la posibilidad de interactuar a solas con la bebé y sus padres”.

Las planillas de distribución de servicios de enfermería del Centro Obstétrico también respaldan la presencia de Agüero en los desenlaces fatales.

Otro factor importante que tuvo en cuenta Garzón para agravar la imputación de Agüero es que “tras el cese de concurrencia de la imputada al nosocomio, dejando de prestar servicios, primero debido a la licencia (…) los casos sospechosos tanto de muertes como de lesiones de bebés recién nacidos dejaron de ocurrir, aun cuando se reincorporaron el resto de sus compañeros dispensados”.

Imputación

Brenda Agüero está detenida en la cárcel de Bouwer, imputada por homicidio calificado por procedimiento insidioso, dos hechos en concurso real. En tanto, se agregó la imputación en grado de tentativa por ocho bebés que sufrieron lesiones graves pero sobrevivieron. 

El análisis final que hace Garzón sobre las declaraciones de la enfermera indican que “desvía su posición defensiva hacia conflictos internos con el personal del servicio de enfermería”.

Fuente: eldoce.tv

Noticias relacionadas

Volver al botón superior