Mundo

La enviada de la UE afirmó que el bloque apoyará a Ucrania el tiempo que sea necesario

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, llegó este jueves a Kiev y dijo, en una rueda de prensa conjunta con Zelenski, que los ucranianos tendrán a su lado a sus amigos europeos durante el tiempo que sea necesario.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, llegó a Kiev para hablar del proyecto de integración de Ucrania en la Unión Europea (UE), en su tercera visita desde el inicio de la invasión rusa en febrero pasado, y aseguró que el bloque apoyará a este país “el tiempo que sea necesario”.

“Nunca podremos igualar el sacrificio que están haciendo los ucranianos”, pero “lo que sí podemos decir es que tendrán a su lado a sus amigos europeos durante el tiempo que sea necesario”, dijo la delegada europea en una rueda de prensa conjunta con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

La visita coincide con un encuentro entre los presidentes de Rusia y China, Vladimir Putin y Xi Jinping, en Uzbekistán, el primero desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, en el que el líder ruso elogió la postura “equilibrada” de Beijing sobre la guerra.

En la última semana, las fuerzas ucranianas han recuperado franjas de territorio que estaban bajo control ruso en el este del país, gracias al apoyo militar de sus aliados occidentales.

Von der Leyen dijo que pese a ser su tercera visita a Ucrania desde que Rusia invadió el país en febrero, ésta era diferente. “Han cambiado muchas cosas. Ucrania es ahora un candidato a la UE”, escribió en Twitter.

Zelenski dio un paso más y aseguró que su intención es incorporarse al mercado único europeo, un paso previo a la plena adhesión a la Unión Europea.

“Para nosotros, una cuestión apremiante es la de que Ucrania se incorpore al mercado único de la UE mientras estamos en el camino hacia el estatus de miembro de la UE. Estoy seguro de que ocurrirá y será una de las victorias más importantes de nuestro país”, dijo en la conferencia de prensa conjunta.

Los países europeos aprobaron en junio el estatus de candidato a la UE de Ucrania, que desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero ha redoblado esfuerzos para ser algún día parte del bloque y también de la OTAN.

En respuesta a esa invasión, los países occidentales adoptaron una amplia batería de sanciones contra Rusia y enviaron abundante armamento a Kiev.

Von der Leyen dijo este miércoles que las sanciones impuestas por la UE a Rusia “llegaron para quedarse” y agregó que no es momento de “apaciguamiento”.

Asistencia financiera y armas

Este jueves, mientras hacía sus primeras declaraciones en Kiev, el Parlamento Europeo aprobaba por procedimiento acelerado un préstamo a Ucrania de 5.000 millones de euros en asistencia financiera para hacer frente a las necesidades más urgentes.

Este tramo forma parte de un paquete de 9.000 millones de euros que el bloque se comprometió en junio a entregar a Ucrania este mismo año y del que hasta ahora solo se ha desembolsado una partida de 1.000 millones de euros.

Al mismo tiempo, en Alemania, la ministra de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, presionaba al Gobierno para que entregue a Ucrania los tanques Leopard-2 que hasta ahora Berlín ha rechazado enviar mientras ha privilegiado otras armas, como obuses y antiaéreas autopropulsadas.

“(Dada) la fase decisiva en la que se encuentra actualmente Ucrania, no creo que sea una decisión que pueda retrasarse por mucho tiempo”, señaló Baerbock en una entrevista con el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung publicada este jueves.

Combates

Si bien esta semana las fuerzas rusas han debido retroceder en algunas áreas, siguen atacando desde detrás de la línea del frente.

“Intentan fortalecer la primera línea de defensa” en las regiones de Donetsk y Zaporiyia, informó en Twitter el Estado Mayor del Ejército ucraniano y agregó que esos esfuerzos incluyen el traslado de reservas.

“Unidades de las Fuerzas Armadas rusas que llevan a cabo tareas en la línea de contacto tienen problemas por la falta de ciertos tipos de munición para lanzacohetes y artillería”, aunque “sigue existiendo la amenaza de bombardeos y ataques con misiles en todo el territorio de Ucrania”, agregó, según reprodujo Europa Press.

Los avances en los últimos días en la región oriental de Jarkov, fronteriza con Rusia, llevaron a Zelenski a prometer este miércoles una “victoria” general ucraniana mientras visitaba Izium, una ciudad clave reconquistada esta semana.

El Ministerio de Defensa ruso dijo el jueves que sus fuerzas estaban llevando a cabo ataques de alta precisión en las áreas recapturadas por Kiev en Jarkov.

Las fuerzas ucranianas también han registrado avances más lentos, pero constantes, en la región meridional de Jerson, cerca del Mar Negro.

En Krivoi Rog, la localidad en la que nació Zelenski, un centenar de viviendas se inundaron por las roturas en una represa causada por los misiles rusos, un golpe que según el presidente ucraniano carece de valor militar y se le volverá en contra a Moscú.

“Golpear a cientos de miles de civiles es otra razón por la que Rusia perderá”, afirmó en un discurso.

Además, se mostró optimista al asegurar que las fuerzas ucranianas recuperaron al menos 400 asentamientos en menos de una semana en “un movimiento sin precedentes”.

La presidencia ucraniana también informó que en las últimas 24 horas al menos dos civiles murieron y 14 resultaron heridos en siete regiones.

Noticias relacionadas

Volver al botón superior