Provinciales

Hospitales: cede el frente interno y el Gobierno ve una salida

Cuando el conflicto salarial en el sector Salud ingresaba en su cuarta semana, el frente interno parece haber cedido. Este martes, los asambleístas de la mitad de los hospitales provinciales decidieron suspender las medidas de fuerza y no participar de la “marcha de las antorchas”, la protesta que se realizó este martes por la noche para rechazar la suba de salarios anunciada por el Gobierno provincial el miércoles pasado (aunque ahora un sector la acepta).

La cuenta no es lineal: entre las más “reticentes” al incremento otorgado están, entre otras, las asambleas de los hospitales Córdoba, Pediátrico y Rawson; mientras que decidieron no participar de la protesta de este martes las asambleas de los hospitales Río Cuarto, Neonatal y Tránsito Cáceres, entre otros.

El panorama será más claro este miércoles, cuando las asambleas voten por la aceptación o el rechazo. En el hospital San Antonio de Padua (Río Cuarto), donde comenzó la protesta, Este martes convalidaron las subas y suspendieron las medidas.

El relajamiento de la posición inicial es el resultado de la última reunión “técnica” entre el colectivo de trabajadores y profesionales que se desempeñan en los hospitales provinciales y autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia.

En el encuentro, la ministra de Salud, Gabriela Barbás, reclamó que cesen las medidas como condición para solucionar el conflicto.

Lo que cambió, dice Juan Pablo Viglione, referente de la comisión del colectivo que sostuvo el conflicto, es “la calidad” del aumento.

Se refiere a que el plus que recibirán en el salario básico será del 53 por ciento para los profesionales de la salud respecto del firmado por el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) para otros estatales, con lo que totalizarán una suba interanual de 148 por ciento.

“Hubo una aclaración clave en la reunión técnica: los números reflejaban la cantidad del aumento, pero no la calidad. El dato nuevo es la calidad”, dice Viglione refiriéndose a la suba al básico desde diciembre para médicos, asistentes sociales, bioquímicos, licenciados en enfermería, fonoaudiólogos y odontólogos, entre otros profesionales de la salud.

En cambio, los trabajadores englobados en la ley 7.233 (administrativos, auxiliares, camilleros, conductores de ambulancias y personal de servicios generales) tendrán el mismo porcentaje de aumento, pero otorgados a través de ítems remunerativos, tal como estaba previsto en lo dispuesto el miércoles de la semana pasada.

Como ya se dijo, modificar la paritaria otorgando otro básico al acordado por el SEP para toda la administración, desencadenaría un efecto dominó sobre todas las áreas.

Vale resaltarlo: los montos que fueron aceptados por un primer grupo de asambleas son los que la Provincia ya había otorgado el miércoles de la semana pasada, no hay más dinero.

Entre la concesiones del Gobierno figura adelantar a marzo el cronograma de pase a contratados de los monotributistas y otorgarles a estos un incremento del 45 por ciento respecto de sus actuales salarios.

También, la Provincia aceptó dejar por escrito que la mesa de diálogo seguirá funcionado para “trabajar en la unificación de las leyes sanitarias 7.625 (profesionales) y 7.233 (administrativos, auxiliares y maestranzas).

“Es fundamental que el Gobierno cumpla con su promesa y el año que viene comience a debatirse la unificación de las dos leyes”, dijo Viglione.

Una alta fuente del Gobierno provincial que propicia una ley del “personal hospitalario” indicó a La Voz que si se avanza en ese sentido, debería ser convocado el SEP, que tiene la mayor masa de afiliados en el sector. La complejidad de reformar esa ley podría hacer que el trazo fino quede para la próxima gestión.

Cuál será la injerencia de la “mesa de diálogo” en la próxima paritaria es uno de los interrogantes que deja el conflicto. El colectivo que sostuvo la propuesta dice que están las bases para ser convocados a negociar, pese a que no son un sindicato.

Pero el Gobierno no pretende sentar a autoconvocados ni agrupaciones con menos del 10 por ciento de afiliados en el sector.

Fuente: lavoz.com.ar

Noticias relacionadas

Botón volver arriba