Tendencias

STREAMING l Josh Brolin vuelve al western con “Outer Range”

El actor estadounidense Josh Brolin, reconocido por una diversidad de roles que van desde su recurrente trabajo a las órdenes de los hermanos Coen hasta el megalómano Thanos en la saga cinematográfica de Marvel, vuelve a tierras familiares con la serie “Outer Range”, un western cruzado por misterios sobrenaturales que llega el viernes a Prime Video y que confirma nuevos aires para el género del “Lejano oeste” de la mano del streaming.

“Por alguna razón, el western representa tiempos más simples”, ensaya Brolin en charla con Télam, al referirse a la causa por la que en su opinión la industria audiovisual revisita estos días con asiduidad un género que supo ser furor pero que con el tiempo adoptó un carácter marginal.

Y es voz autorizada en la materia; la revista norteamericana Vanity Fair calificó al actor como “un ícono del western moderno”, principalmente por su trabajo con Ethan y Joel Coen en la multipremiada “Sin lugar para los débiles” (2007) y en su versión del clásico “Temple de acero” (2010). También por otros títulos como la serie “Into the West” (producida por Steven Spielberg en 2005), “Jonah Hex” (2010) o hasta “Sicario” (2015).

Trailer “Outer Range”

VER VIDEO 

En sus casi 40 años de trayectoria debutó con la recordada “Los Goonies” (1985), trabajó con cineastas como Oliver Stone, Woody Allen, Gus Van Sant, Robert Rodriguez, Denis Villeneuve o Ridley Scott, y encarnó personajes de cómic como Thanos o Cable, también para Marvel pero esta vez en la franquicia de “Deadpool”.

Sin embargo, tal vez por su crianza en un rancho de California donde hasta bien entrada la adolescencia se mantuvo casi al margen del negocio familiar (su padre es el actor James Brolin y su madrastra Barbra Streisand), parece haber nacido para el western.

En “Outer Range”, creada por Brian Watkins y producida por Brad Pitt, interpreta a Royal Abbott, el patriarca de un rancho ganadero de Wyoming de modos hoscos y aspecto curtido que está a punto de ver cómo se viene abajo toda su realidad.

Brolin Me gustan las historias que te sacan de lo conocido

Brolin: “Me gustan las historias que te sacan de lo conocido”.

Los Abbott no la pasan bien: a su enemistad transgeneracional con sus millonarios vecinos, los Tillerson, que quieren hacerse con sus tierras, se le suma la desaparición de un miembro del clan.

En ese contexto, uno de los arquetipos clásicos para el western, todo se subvierte a partir de un misterio de tintes sobrenaturales en la forma de un inmenso agujero oscuro en el medio de su territorio. El hoyo no parece tener fondo y todo lo que cae o es arrojado ahí desaparece.

Con la actuación de Imogen Poots, Lili Taylor Tom Pelphrey, entre más, la serie de ocho episodios de Amazon Prime Video contribuye a su manera a revitalizar el western en la pantalla chica.

“Me atraía poder interpretar un personaje que fuera tan falible, vulnerable y reprimido, pero que todo eso no se viera necesariamente en el exterior.”Josh Brolin

Cruzado con ciencia ficción como en “Westworld”, con un enfoque feminista como el de “Godless”, actual como “Yellowstone”, “The Son” o “Ranger” o clásico como en “1883”, el género parece haber llegado para quedarse por un buen tiempo.

Télam: Este es tu primer rol en una serie televisiva en dos décadas. ¿Qué es lo que te hizo querer volver?

Josh Brolin: Bueno, no quería… (risas) El streaming es algo muy diferente a la TV tradicional, y eso es lo que hacía en esa época. No voy a llamar a esto que hacemos ahora TV, y tampoco es cine. Es un medio diferente, relativamente inexplorado; todavía no tenemos el tiempo suficiente para entender muy bien qué es, pero es interesante para poder elegir lo mejor para la trama porque no tiene que regirse por este sistema tipo fábrica de 22 a 26 episodios que tenían las temporadas antes.

Otro elemento que me convocaba es por supuesto el haber crecido en un rancho y haber leído de chico a Ray Bradbury e Isaac Asimov, y la certeza de que no tenés que vivir en esta realidad todo el tiempo. Que la literatura te puede llevar a otro lugar.

Todas estas cuestiones entraron en juego, pero es todo un gran experimento; me gustan las historias que te sacan de lo conocido, especialmente en un género tan específico como el western.

T: ¿Cuál fue tu primera impresión cuando leíste el guion?

JB: No lo entendía todo, y eso es lo que me gustó. Cuando ves el agujero, y no por ponerme muy existencialista o filosófico, pero ¿qué es? Está el elemento sobrenatural o de ciencia ficción acerca de qué es ese agujero. Y también está el aspecto simbólico: es el agujero en uno mismo, el agujero en tu patria, es una alegoría de los secretos y que lo que ponés dentro del agujero mantiene su integridad… Realmente tiene muchos significados posibles. Todo eso era muy interesante para mí, y me llevaba atrás a esa época de la infancia cuando leía y quedaba enloquecido.

T: ¿Quién es Royal Abbott para vos y qué te sorprendió del personaje mientras lo trabajabas?

JB: Tiene todos sus mecanismos de supervivencia, esta cosa idealista de que lo que es su vida, de que todo se trata de la familia. Y te das cuenta de que está muy absorto en sí mismo, en el sentido de que tiene este secreto que no comparte con el resto, por lo tanto no está tan involucrado con su familia. Cuando eso empieza romperse, empezás a ver que se desmorona el corazón de la familia. Cuando todo se desmorona para él, y ya no puede recurrir a todos estos mecanismos de supervivencia, entonces la cosa se pone interesante.

Me atraía poder interpretar un personaje que fuera tan falible, vulnerable y reprimido, pero que todo eso no se viera necesariamente en el exterior; Royal es el prototipo de hombre alfa, y es interesante ver que se quiebre un hombre que tiene esa clase de fachada, que desafíe la idea que tiene de sí mismo.

T: Series como esta dejan claro que el género western está volviéndose muy popular de nuevo. ¿Por qué creés que está pasando justo en este momento?

JB: Creo que todo género tiene un ciclo. Me acuerdo cuando hicimos “Temple de acero”, que era la cosa más estúpida que podías hacer desde un punto de vista del negocio, y terminó siendo la más taquillera de los hermanos Coen, el doble de lo que recaudó “Sin lugar para los débiles”.

Lo que sea que esté pasando una sociedad en un momento resuena mejor en cierto género. Y por alguna razón el género western representa tiempos más simples. Sea cierto o no, no tiene importancia, y entiendo el anhelo por tiempos más sencillos. Esta idea de integridad, de que si alguien te hace un daño las consecuencias son casi inmediatas y muy tangibles. Y no vivimos en tiempos así ahora; vivimos en un caos total, en el que todo tiene resultados imprevistos.

Noticias relacionadas

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. LAS PAUTAS PUBLICITARIAS PERMITEN QUE USTED DISFRUTE GRATIS DE ESTE SITIO!