Policiales

TOLEDO | Empleado robó más de 5 millones de un camión frigorífico y cayó por gastos exorbitantes

Lo que terminó haciendo caer al delincuente (chofer de camión del frigoríco Novara) fue la compra de electrodomésticos, televisores, heladeras, lavarropas, artículos electrónicos de alta gama y hasta materiales de la construcción.
El golpe elaborado por el delincuente de 30 años era ambicioso. Terminaba el mes de mayo cuando decidió sustraer el dinero guardado en la caja de uno de los camiones para la compra y reparto de carne del frigorífico Novara de Toledo. Si todo le salía bien, sabía, iba a poder irse de allí con una gran cantidad de dinero. Y así fue.
Sin embargo, la Policía empezó rápidamente a pisarle los talones. La investigación empezó tras la denuncia de un transportista que dijo que encontró su camión con la puerta abierta mientras varios vehículos de gran porte esperaban estacionados para cargar en el frigorífico, del interior del habitáculo alguien se había llevado el dinero de la compra de carne, una suma millonaria.
Los efectivos fueron al lugar, ubicado en Av. Independencia 77, en la localidad de Toledo. Lo primero que vieron fue una puerta lateral del camión abierta, no forzada. Luego, siguió la investigación y todo apuntaba a un empleado de la firma, domiciliado en barrio Ituzaingó de la ciudad de Córdoba de calle Lorentz al 5000 donde le secuestran el pasado 6 de junio tres celulares. La investigación pareció quedarse ahí, sin avances.
Los directivos de la firma fueron reticentes en información desde un principio, indicaron fuentes policiales que no dejaron de investigar y seguir los movimientos del principal sospechoso durante estos meses.
Según datos oficiales lo sustraído superaba los 5 millones de pesos y 10 mil dólares.
Un análisis posterior de las cámaras de seguridad que había en la zona del hurto, en tanto, permitieron a los detectives distinguir al presunto autor, un chofer de camión, empleado de la firma, al que de inmediato identificaron y le pusieron una sigilosa guardia en inmediaciones de su residencia en Ituzaingó, al sur de Córdoba
A partir de ahí comenzaron a tirar de un hilo que, supieron de inmediato, iba a terminar en el hallazgo del culpable. Los primeros tiempos el acusado mantuvo una conducta “tranquila, sin sospechas”, dijeron los pesquisas que seguían sus pasos, hasta que este último mes comenzó a hacer “grandes gastos” que llamaron la atención.
“Es que este empleado, desde el mes de agosto había experimentado un cambio de vida notorio: había realizado compras en grandes locales de electrodomésticos, televisores, heladeras, grandes lavarropas, modulares, materiales de construcción. Los camiones le caían a la casa, le traían las cosas. Y tenía toda la platita”, confiaron altas fuentes policiales
“Se enriqueció producto del robo, el valor de lo sustraído era millonario, 5 millones de pesos y 10 mil dólares tenía el mozo”, confiaron altas fuentes policiales. El acusado está en prisión preventiva.
Fuente: Periodismo Regional

Noticias relacionadas

Volver al botón superior