Locales

Son visibles las primeras edificaciones del Centro de Gestión Ambiental Villa María-Villa Nueva

Como parte de las principales obras llevadas adelante por el municipio durante el corriente año, se destaca la construcción del Centro de Gestión Ambiental Villa María-Villa Nueva, que ya comienza a vislumbrar sus primeras edificaciones. El intendente Martín Gill supervisó la intervención de gran magnitud, que marcha a buen ritmo con significativos avances y más de un centenar de trabajadores abocados a la ejecución de la infraestructura que posicionará al conglomerado como referente nacional en el tratamiento de residuos sólidos urbanos.

En este sentido, el proyecto que cuenta con fondos gestionados ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que fue licitado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, radica actualmente en el levantamientos de muros para la edificación del ingreso, área administrativa y el sector de jardín de infantes, ideado a los fines de dar contención a hijos e hijas de trabajadores mientras transcurra la jornada laboral.

En tanto, ya comenzaron a levantarse las columnas de las plantas para la diferenciación de labores, y se procederá a la colocación de techos de cubierta metálica en toda la estructura. Asimismo, se trabaja en el cavado de tres grandes celdas con el objetivo de enterrar de forma correcta parte de los desechos acopiados.

En esta misma línea, se avanza en el ordenamiento y saneamiento de las pilas de residuos existentes, las cuales serán recubiertas con aislantes y capas de tierra para su posterior forestación. En tanto, el renovado centro contará una vez culminado con la instalación de un destacado sistema de compostaje in situ de la porción orgánica de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), que permitirá la generación de productos aplicables como enmienda y fertilización de los espacios verdes.

En detalle, el Centro de Gestión Ambiental contará además con una oficina de control, plantas de residuos patógenos, lixiviados y de separación, sector de balanza, una sala para grupos electrógenos, compostaje, vestuarios, sector de poda, de neumáticos y áridos.

Es así que el nuevo espacio tiene como propósito principal erradicar los basurales a cielo abierto en el conglomerado e impulsar la economía circular. Es por ello que su proyecto contempla criterios sustentables tales como la colocación de paneles y colectores solares, iluminación led, recolección de aguas de lluvia y forestación con especies autóctonas.

Además, bajo la premisa de mejores condiciones laborales, la obra de gran nivel posibilitará mejorar la calidad de vida de trabajadores y trabajadoras de las cooperativas 7 de Febrero y La Sustentable, a cargo de las tareas de separación y clasificación.

De la supervisión de los avances, también formaron parte el secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Omar Regueira, junto al subsecretario de la cartera ambiental, Germán Tissera, y responsables de la empresa adjudicataria de la obra, Milicic S.A.

Noticias relacionadas

Botón volver arriba