Mundo

Rusia y China refuerzan su acercamiento en medio de la intervención rusa en Ucrania

El canciller ruso, Serguei Lavrov, dijo que es inminente un orden mundial más “justo” en colaboración con China, durante su primera visita a este país desde el inicio de la invasión de Ucrania, que los ha enfrentado con Estados Unidos.

“Estamos viviendo una etapa muy seria en la historia de las relaciones internacionales”, declaró el jefe de la diplomacia del Kremlin, al inicio de una reunión bilateral con su homólogo chino, Wang Yi, en Beijing.

El Gobierno chino, aliado de Rusia, rechazó condenar la intervención militar rusa en Ucrania lanzada el 24 de febrero y criticó las sanciones occidentales contra Moscú argumentando que no es la solución y que tarde o temprano afectarán a todo el mundo.

Antes de la invasión, China dijo que entendía las preocupaciones que despertaba en Rusia el posible ingreso de Ucrania en la OTAN, la alianza militar liderada por Estados Unidos, cuyo impedimento es una de los motivos a los que Moscú atribuye su ofensiva.

China ha recibido reclamos en persona de funcionarios del Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, para que no ayude militarmente a Rusia en Ucrania ni a evitar el impacto de las sanciones económicas que le impuso Washington por su invasión.

“Estoy convencido de que al final de esta etapa, la situación internacional será mucho más clara”, dijo Lavrov a Wang, informó la agencia de noticias AFP.

“Juntos con ustedes, y con nuestros partidarios, avanzaremos hacia un orden mundial multipolar, justo, democrático”, agregó Lavrov, en alusión al orden unipolar liderado por Estados Unidos posterior a la Guerra Fría, tras la desaparición de la Unión Soviética.

Las empresas chinas han sido cautelosas en sus intercambios comerciales con Rusia por temor a verse afectadas por las sanciones.

“La cooperación chino-rusa no tiene límites. Nuestra búsqueda de la paz es ilimitada, nuestra defensa de la seguridad es ilimitada, nuestra oposición a la hegemonía es ilimitada”, dijo un vocero de la diplomacia china, Wang Wenbin, consultado sobre la visita del ministro ruso.

A comienzos de marzo, el canciller Wang alabó lo que llamó una amistad “sólida como una roca” con Moscú, y defendió las preocupaciones “razonables” de Rusia en materia de seguridad respecto de Ucrania, Estados Unidos y la OTAN.

Unas semanas antes de que comenzara la guerra en Ucrania, el presidente ruso, Vladimir Putin, fue recibido calurosamente por su homólogo chino, Xi Jinping, en Beijing.

Ambos celebraron una amistad “sin límites” y denunciaron la “expansión” de la OTAN.

Tras su paso por Beijing, Lavrov llegó a la oriental Tunxi para participar de una reunión con siete países vecinos de Afganistán (Rusia, China, Pakistán, Irán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán) que durará hasta mañana, indicó la embajada en su red social Weibo.

También está previsto que acuda a la cita el ministro de Relaciones Exteriores afgano, Amir Khan Muttaqi, según la agencia de prensa oficial china Xinhua.

En paralelo debe celebrarse una reunión de un “mecanismo de consulta” sobre Afganistán con la participación de diplomáticos de China, Rusia, Pakistán, pero también Estados Unidos, indicó Beijing.

Estos encuentros llegan una semana después de una visita del ministro de Relaciones Exteriores chino a Kabul, la primera desde la toma del poder de los talibanes en agosto pasado.

China comparte una pequeña frontera montañosa de 76 kilómetros a gran altitud con Afganistán.

Beijing teme que su vecino se convierta en una base en la retaguardia para los separatistas e islamistas de la etnia uigur, mayoritaria en la vasta región fronteriza de Xinjiang, en el noroeste de China.

Noticias relacionadas

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. LAS PAUTAS PUBLICITARIAS PERMITEN QUE USTED DISFRUTE GRATIS DE ESTE SITIO!