Opinion

Opinión: rumbo a Qatar, por Raquel Baratelli

“Toca madera, toca madera
Cruza los dedos, toca madera”
A quién se le ocurre, viejo, hacer el mundial tan lejos, en un país tan caro e inaccesible para el hincha argento que otra vez se quedará con las ganas de acompañar a la selección y darle ánimo. Sobre que los ánimos, por estas latitudes futboleras, vienen de capa caída y los magros bolsillos no alcanzan ni para renovar el tele, por más cuotas que le metan; olvidate de ver los partidos picada de por medio, del asadito ni hablemos, las bubucelas costarán un ojo de la cara y seguro que el merchandizing que se consiga será el remanente del mundial de Rusia.

Ojo habrá que tener con los horarios en que televisen los partidos, no sea que nos toque trasnochar y pegar el faltazo al laburo, aunque bien vendría decretar unos feriaditos más para darnos una alegría antes de fin de año. A ver si esta vez, quien nos da una alegría es la selección de futbol, que a estas alturas, con lo que nos cuesta llenar el álbum de figuritas y con el alto nivel que tienen los pibes, bien podría traernos la copa; y si de copas se trata, el hincha argento, merece por lo menos un brindis por el aguante, después de todo qué es un equipo de futbol sin su hinchada.

Por las dudas, chicos , en estos tiempos pre-catar, quien tenga un gato negro tíñalo, dejen las escaleras cerradas para que nadie pase por abajo, prendámosle velas a todos los santos, hagamos la cruz de sal, nos colguemos una ristra de ajo y ¡ojo con tener malos pensamientos! convoquemos a todas las fuerzas del universo, que se alineen los planetas, crucemos los dedos para que la política, la economía, la violencia, la inseguridad, y todos los etcéteras de este rincón del mundo se apacigüen un poco y nos dejen respirar los aires mundialistas tranquilos, a ver si por lo menos en el futbol tenemos chances de pasar al frente.

Noticias relacionadas

Volver al botón superior