Destacada

Redes sociales, nuevos vínculos y crisis económica: de qué discuten hoy las parejas

Las relaciones de pareja y lo que idealizamos de estas ha ido cambiando a lo largo del tiempo. Si bien cada pareja “es un mundo”, como dice el dicho, y hay conflictos particulares, los especialistas advierten que hay temáticas comunes que las atraviesan en un contexto contemporáneo común.

Las nuevas configuraciones de pareja que advienen en el siglo 21 están marcadas por la mayor flexibilidad, el uso de redes sociales y un contexto de crisis económica. Estos configuran los temas centrales que surgen en los consultorios de psicología y que atraviesan este tipo de vínculos. Sumado a ello, el efecto pospandemia también marcó a muchas parejas, en algunos casos para bien y en otros para mal.

María Eugenia Castellanos es licenciada en Psicología y especialista en psicoanálisis vincular y asegura que en en consultorio nota que hay un “malentendido constante” y una sensación de “frustración frente a la incomprensión del otro”, que genera los síntomas del reproche y del reclamo.

“Como profesional uno acompaña al proceso propio de lo individual o tomar a la pareja como paciente e interceder y dar lugar a esa escucha del otro, dar entidad a qué está queriendo decir y desde donde hace ese reclamo. No es un problema estrictamente de comunicación pero es desde donde uno lo aborda, se intenta promover el diálogo”, dice Castellanos.

Javier Flesca, psicólogo especialista en psicoanálisis vincular y psicodrama indica que hay dos puntos sobre los cuales se genera el conflicto: “El malentendido (creer que hay una mala intención del otro) y el sobreentendido (cuando dar por supuesto los gustos o la intención del otro)”. Para ello, asegura que son claves aplicar la “asertividad”, el “registro” (registro del otro y registro de las emociones de uno) y los “límites”, tanto los propios como los de la otra persona.

NUEVAS CONFIGURACIONES

Las generaciones más jóvenes se van corriendo del modelo de pareja tradicional y van experimentando nuevas formas más flexibles, aunque crecieron rodeadas de las estructuras más rígidas.

“La pareja es un concepto más tradicional dentro de los vínculos sexoafectivos. Ahora plantean nuevas formas, las implicancias del compromiso, del deseo. Pero ningún tipo uno está ‘fuera de conflicto’. Cuando hay deseo siempre hay tensión de intereses, sucede con las proyecciones, a veces uno proyecta un viaje, otro el compartir cotidiano. Lo importante es no eludirlo, ni evitarlo sino darle lugar a ese conflicto”, indica Castellanos.

Flesca agrega a esta idea que muchas parejas en pos de seguir una flexibilización y un nuevo concepto, a veces no registra que hay un sufrimiento de por medio, al que no se le da lugar. “A menudo escucho la frase: ‘Me hace mal verlo con otra persona, pero lo acepto porque…’ y la cierran con una explicación teórica”.

PAREJAS. Las tramas que atraviesas sus conflictos actuales (Imagen ilustrativa)
PAREJAS. Las tramas que atraviesas sus conflictos actuales (Imagen ilustrativa)

Dentro de esta nuevas generaciones también se pueden encontrar la celotipia, patologías de hipercontrol de lo que hace la otra persona. “A veces llegan parejas de 25 años con pocos meses de relación pero con un nivel de agresividad y control importante”, dice Flesca.

Luego agrega: “En el otro extremo vemos a parejas de más de 50-60 años donde en en general el hombre se resiste a la terapia porque considera que las cosas ‘se resuelven en casa’. Han naturalizado la convivencia familiar y se prioriza eso y no la pareja, lo sexual aparece desvitalizado, ya ni siquiera se lo nombra. Allí también aparece un hombre muy empoderado en lo económico, con un rol de mayor poder, incluso ejerciendo violencia desde ese punto”, explicó.

REDES SOCIALES

En este contexto actual de hiperconexión se genera un mundo paralelo y de idealización de esos vínculos.

Castellanos recuerda que el autor Luciano Luterau hace referencia a la cuestión masculina del “ocultamiento” vivenciado como un juego que puede ser vivido como una traición y con el afán de un niño edípico que le oculta algo a su “madre”, que en este caso es la pareja que luego vendrá a retarlo. “Y luego deviene el impacto de cómo es vivido eso: hay que darle lugar y ver como lo vive el otro en su subjetividad, para uno puede ser infidelidad y para el otro un juego lúdico y en eso tratar de escucharse y comprenderse”, indica la especialista.

Repasen las tendencias de interiorismo del año y comenten qué elementos les gustaría implementar en su nueva casa. Foto: Freepik / Grupo Edisur.
Repasen las tendencias de interiorismo del año y comenten qué elementos les gustaría implementar en su nueva casa. Foto: Freepik / Grupo Edisur.

Flesca refiere a que se intensifica el “hipercontrol”. “En el consultorio se escuchan situaciones en las que se pasan las contraseñas de los celulares, de permanente control de lo que hace el otro. Y por el otro lado hay parejas a distancia favorecidas por redes como Tinder, Happen. Allí comienza un vínculo generalmente idealizado, donde se sostiene un estado de enamoramiento permanente, favorecido por la cuestión de la imagen narcisista y cuesta traerlo con ciertas cuestiones de la realidad”, expresa Flesca.

PANDEMIA Y CRISIS ECONÓMICA

Sin dudas, los problemas de pareja, como todos los problemas vinculares están atravesados por u contexto particular, en lo cultural, social y económico. “Salir de una pandemia donde hay gente que ha quedado sin trabajo o que los ingresos no sean suficientes para un hogar es una fuente de estrés , de problemas que complican la cotidianidad”, dice Castellanos.

Flesca advierte que no es un tema muy frecuente a lo que hagan alusión las parejas pero sí que se nota que están atravesados por la situación económica y en decisiones que tomar como: voy al gimnasio o hago terapia, o en espaciar las consultas. “Veo al hombre más empoderado en lo económico, con un rol con mayor poder, pero no es recurrente, es más bien generacional”.

En ese sentido indica que en terapia se busca darle lugar a esas tensiones y ese estrés, apelar a la comprensión y empatía por el otro, reconocerlo y darle lugar al otro en su situación para buscar alternativas.

En ese sentido indicó la influencia del feminismo en cuanto a que viene a romper esos mandatos de masculinidades relacionados al rol de “proveedor” del varón. “El feminismo viene a destruir al patriarcado, no en contraposición a los hombres, sino a un modelo por el que todos estamos atravesados por un modelo y que no fue fructífero en las parejas.

PAREJAS. Ahora pueden elegir entre distintos tipos de matrimonios y uniones convivenciales (AP / Archivo).
PAREJAS. Ahora pueden elegir entre distintos tipos de matrimonios y uniones convivenciales (AP / Archivo).

En cuanto a la pandemia, en algunos casos hizo “estragos”, en cuanto a una convivencia forzada en el mismo lugar donde se debía compartir trabajo, esparcimiento y descanso. Para los especialistas, se potenciaron situaciones que ya se venían dando desde antes. En otros casos favoreció la cercanía, favoreció que se borraran diferencias de antes, de control y de celos.

Flesca sostiene que muchas parejas decidieron darse una segunda oportunidad, pero sin convivencia y ese vínculo cambia, se vuelve más flexible, se negocian cosas como relación abierta o no, en qué términos, etcétera.

Flesca recuerda ante todo esto que es importante la asertividad (la habilidad de expresar nuestros deseos de manera sincera, abierta, honesta y adecuada), el registro del otro (la empatía) y el registro de lo que le pasa a uno sumado a un establecimiento de límites sanos.

Fuente: lavoz.com.ar

Noticias relacionadas

Volver al botón superior