Mundo

PERÚ l Fujimori presentó un recurso de habeas corpus tras ser internado de nuevo por problemas de salud

La defensa del expresidente peruano Alberto Fujimori presentó un nuevo recurso de habeas corpus para su puesta en libertad, después de haber sido hospitalizado por padecer una taquicardia.

El abogado de Fujimori -quien cumple una condena de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad tras ser hallado culpable de la autoría intelectual de las masacres de Barrios Altos y La Cantuta– solicitó su liberación para que pueda ser atendido en su domicilio, una vez que haya sido operado.

El escrito del letrado, Gregorio Parco, no explica en qué consistió la operación del exmandatario, de 83 años, y tampoco lo hace la prensa peruana.

En la madrugada del domingo, Fujimori tuvo que ser trasladado a un hospital tras presentar un cuadro de descompensación cardíaca, y una vez estabilizado fue enviado a la Clínica Centenario Peruano Japonesa para observación.

En su demanda, Parco sostiene que las autoridades peruanas habrían infringido varios artículos del Código Procesal Constitucional, que establece la posibilidad de otorgar el hábeas corpus cuando el detenido no reciba el tratamiento médico adecuado, informó el medio local La República.

El 17 de marzo de este año, el TC declaró fundado un recurso de hábeas corpus por el que se restituyó los efectos del indulto humanitario que recibió Fujimori en diciembre de 2017 por parte del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski.

La sentencia ordenaba la inmediata excarcelación del exmandatario, pero el 30 de marzo la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) ordenó que el Estado peruano se abstenga de liberarlo en cautela de los derechos a la justicia de los deudos de sus víctimas.

“Esta es una demanda de habeas corpus correctivo”, explicó Parco.

“Todo preso, cuando está enfermo, debe estar en la clínica o en su casa. Es una demanda muy simple”, insistió.

Parco acusó en su presentación a quienes avalaron la decisión de la CorteIDH: el presidente Pedro Castillo, el director del Instituto Nacional Penitenciario del Perú (INPE), Omar Méndez; la presidenta del Poder Judicial, Elvira Barrios, y la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva.

Según la hija del exmandatario, Keiko Fujimori, “sin duda”, los últimos fallos judiciales afectaron la salud de su padre, lo que evidencia -dijo- la fragilidad de su estado de salud. Fujimori, quien en octubre y marzo ya vivió episodios médicos similares, vio cómo la CIDH anulaba hace unas semanas el indulto humanitario concedido por el Tribunal Constitucional a sus crímenes de Barrios Altos y La Cantuta.

El 24 de marzo la Justicia prohibió la salida de Fujimori el país –si eventualmente recuperaba la libertad- por otra causa en la que se investiga la muerte de 6 campesinos.

La Justicia peruana también aprobó a mediados de diciembre la apertura de un proceso penal contra el expresidente, y varios de sus ministros de Salud, por el caso de esterilizaciones forzosas a casi 350.000 mujeres y 25.000 hombres de diferentes comunidades indígenas durante su gobierno entre los años 1990 y 2000.

Noticias relacionadas

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. LAS PAUTAS PUBLICITARIAS PERMITEN QUE USTED DISFRUTE GRATIS DE ESTE SITIO!