Tendencias

Más de 200 loros devoran la producción de comunidades de Purmamarca

Las aves se instalaron en la zona perjudicando el modo de vida de los productores purmamarqueños. “Hemos capacitado a las mujeres para que sumen alternativas con valor agregado, pero es muy triste ver que el alimento y su forma de vida de la que tanto dependen se desperdicia”, expresó la secretaria de producción local.

La cosecha de la comunidad Cipaqui está siendo arrasada por bandadas de loros.
Las autoridades municipales debieron organizar una charla informativa junto a la Facultad de Ciencias Agrarias para abordar el tema.Los afectados solicitan que las aves salgan del lugar inmediatamente. Su modo de vida está siendo gravemente dañado.

Una franja de vívido color verde se extiende hasta el kilómetro catorce sobre la ruta 52 desde el ingreso a Purmamarca, un fenómeno natural y al mismo tiempo un terrible estigma alado para los agricultores locales.

Si bien la visita de los loros a la Quebrada es parte habitual del itinerario, cada año el número de la bandada aumenta y también su apetito, afectando la forma de vida de la comunidad Cipaqui.

Todo comestible sucumbe a su paso, plantaciones completas son devoradas. “Es muy triste ver como en 15 minutos un choclo cae al piso quedando solo chala y marlo sobre el piso”, describe la secretaria de Producción, Felisa Mercado.

Sin la oportuna intervención de la Comisión Municipal, las víctimas podrían haber sido mucho más que frutos y vegetales; porque los productores más cansados de esta “plaga”, como llaman a los loros, pidieron que los exterminen. Organizamos una charla informativa junto a la facultad de Ciencias Agrarias para trabajar en conjunto planteamos el problema y escuchamos las ideas de ellos para que los loros se vayan por mérito propio. La idea era invitar a Producción y Ambiente pero no hemos recibido novedades, seguiremos insistiendo Consultada por la sobrepoblación de loros en la zona, la funcionaria explicó que por el factor del cambio climático estas aves que prefieren lugares húmedos encontraron un buen lugar para reproducirse con alimento y refugio suficiente. La convivencia cambio a tal punto, que los 200 loros (actualmente) solo se retiran durante junio y julio, volviendo gradualmente desde agosto hasta copar la zona en los últimos meses del año.

EVENTOS Y ALTERNATIVAS PRODUCTIVAS

Aprovechando el fin de semana largo, las autoridades de Purmamarca programaron una importante cantidad de actividades familiares y recreativas. Entre ellas la feria de productores en pleno centro del pueblo.

“Día soleado en la Quebrada, con música y gran diversidad turística. Debemos explicarles como se trabaja con los productos regionales porque están incrédulos ante semejante calidad”, se enorgullecen los paisanos Entendiendo el problema que los loros implican para el modo de vida de la comunidad, ya hace tiempo se capacitó a los productores para sumar un ingreso alternativo.

“Estoy trabajando con un grupo de productoras con el valor agregado, dulces, embutidos, escabeches sobre todo. Pero la forma originaria era su producción, porque incluso comen de su cosecha”, expresa acongojada Felisa Mercado, quien apela a la difusión mediática para que el gobierno provincial tome cartas en el asunto.

Prensa GRC
Author: Prensa GRC

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba