Provinciales

Mar de Ansenuza: el humedal más grande de Sudamérica, a un paso de ser Parque y Reserva Nacional

Este miércoles la Legislatura cordobesa aprobó por unanimidad la cesión, en favor del Gobierno argentino, del dominio y la jurisdicción ambiental de los territorios en los cuales se emplazará el futuro Parque y Reserva Nacional Mar de Ansenuza, en un hecho que el vicegobernador de Córdoba, Manuel Calvo, definió como “totalmente trascendental para nuestra provincia, que piensa no solo en el presente sino también en las generaciones futuras”.
“Estamos hablando de un sitio realmente único en nuestra Córdoba y en Argentina. Es el quinto lago salino más grande del mundo, con una biodiversidad enorme tanto en materia de fauna silvestre como en especies vegetales”, expresó el vicegobernador.
La sesión estuvo marcada por la celebración de todos quienes comprenden las ventajas desde el punto de vista de la preservación de los ecosistemas y el progreso referido al turismo local, nacional e internacional que traerá aparejados la creación del Parque y la Reserva Nacional Mar de Ansenuza.

Biodiversidad, turismo, desarrollo

La Reserva Provincial de Uso Múltiple Bañados del Río Dulce y Laguna Mar de Ansenuza conserva 1.000.060 mil hectáreas de bañados, lagunas y bosques nativos con funciones ecológicas irremplazables. Las características de la Laguna Mar de Ansenuza la convierten en la más grande de Sudamérica y en la quinta a nivel mundial.
Este espacio resguarda una inmensa llanura por la que transita el Río Dulce hasta su desembocadura en el inmenso espejo de agua.
El humedal da refugio al 36 por ciento de las aves de todo el país, así como a más de 40 especies de mamíferos que se distribuyen por sus bañados, matorrales y bosques. Su biodiversidad lo transforma en uno de los fenómenos naturales más extraordinarios del mundo.

 

GRC
Author: GRC

Noticias relacionadas

Botón volver arriba