Deportes

Los Juegos Olímpicos en Tokio siguen en pie

Mientras el mundo deportivo sigue esperando mayores confirmaciones sobre los próximos Juegos Olímpicos, nuevas informaciones surgen en torno a la realización del evento. Uno de los temas que surgió con mayor fuerza en los últimos días es la negativa a recibir público extranjero este año en Tokio.

Es por eso que se decidió que los Juegos de Tokio se desarrollarán sin espectadores procedentes del extranjero, debido a los temores ligados a la pandemia de COVID-19, afirmó este martes la prensa japonesa, citando a responsables, que prefirieron mantener el anonimato.

“Se convino el 3 de marzo de 2021 en la reunión de los cinco (gobierno japonés, municipalidad de Tokio, organizadores de los Juegos, COI y Comité Paralímpico Internacional) que una decisión sobre los espectadores procedentes del extranjero sería tomada a finales del mes de marzo”, aseguró este martes el Comité Olímpico Internacional (COI) a la AFP, aunque no dio pistas sobre cuál sería esa decisión.

El 3 de marzo pasado, al término de ese meeting, la presidenta del comité de organización Seiko Hashimoto había incluso precisado que una decisión sería tomada antes del inicio del relevo de la llama olímpica en el país, el 25 de marzo.

Sobre este tema, justamente, el inicio del relevo de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se realizará sin espectadores, aunque luego el público podrá asistir al recorrido de la llama olímpica desde la capital nipona, que en principio tenía prevista la presencia de unas 3.000 personas el próximo 25 de marzo.

El Comité Organizador de los JJ.OO. “desea evitar las aglomeraciones”, había informado el diario japonés Yomiuri días atrás, y que luego replicó el periódico español Mundo Deportivo, y por ello decidió que la partida de la antorcha desde Tokio se haga sin presencia de público. Tampoco permitirá la presencia de público extranjero.

Por otra parte, los organizadores de los Juegos habían anunciado a fines de febrero las estrictas reglas que deberán observar quienes deseen ver pasar la llama, con el uso obligatorio de barbijos.

Los Juegos por ahora se hacen

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, afirmó además en los últimos días que “no hay razones para dudar de que la ceremonia inaugural de los Juegos de Tokio se celebrará el próximo 23 de julio”.

El dirigente destacó que “los muchos campeonatos del mundo disputados en las últimas semanas han probado que el deporte puede organizarse de manera segura, inclusive bajo las actuales restricciones” por la pandemia de coronavirus.

El dirigente alemán, de 67 años, se dirigió a los otros 101 miembros del COI reunidos de forma telemática en la 137ma. sesión anual del organismo.

Bach dedicó buena parte del discurso inaugural de la sesión a “enviar mensajes de cariño al pueblo japonés, anfitrión de los próximos Juegos”.

Según recientes encuestas, “el pueblo japonés es mayoritariamente partidario -hasta en un 80%- de que la cita deportiva se cancele o vuelva a aplazarse, como se hizo hace un año debido a la pandemia de Covid”, destacó el diario español Mundo Deportivo.

“Nuestra prioridad ha sido, es y será la seguridad para todos los grupos participantes en los Juegos, y por supuesto también para nuestros anfitriones, los japoneses. El COI trabaja hombro con hombro junto a nuestros socios japoneses sin reserva alguna. Tokio sigue siendo la ciudad mejor preparada que ha habido nunca para organizar estos Juegos”, afirmó Bach.

La sesión del COI, la segunda virtual en la historia del organismo después de la de 2020, comenzó con una conexión con el estadio Panathinaikós de Atenas, sede de los primeros

Juegos en 1896, desde donde envió un mensaje de saludo el presidente del comité olímpico local, Spyros Capralos.

Atenas iba a ser la sede de la 137 sesión, pero la pandemia lo impidió. Desde allí sonó el himno olímpico y ondeó la bandera de los cinco aros.

Bach recordó a sus colegas que las competiciones deportivas ahora en curso se desarrollan “sin haberse beneficiado de las vacunas”, mientras que “un número considerable de deportistas olímpicos” están vacunados o van a estarlo cuando lleguen los Juegos de Tokio.

“Esta situación mejorará a medida que se acerque la ceremonia inaugural”, dijo el dirigente, quien subrayó además que la reciente elección de Sheiko Hashimoto como presidenta del comité organizador de los Juegos es “otra razón para confiar” en el éxito de la cita.

Bach reiteró su mensaje de que seguir adelante con los Juegos de Tokio implicará renuncias y sacrificios y, en un plano más general, expresó su opinión de que el deporte debe prepararse para la sociedad pos-coronavirus.

“Nadie puede atreverse a pensar que las cosas volverán a ser como eran antes de la crisis”, concluyó.

Prensa GRC
Author: Prensa GRC

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba