Tendencias

Leonardo Favio: la sinfonía humana de un artista, llevada al radioteatro

Al cumplirse este 5 de noviembre 10 años del fallecimiento de Leonardo Favio, Télam digital preparó “Queremos tanto a Favio”, un recordatorio de ficción en tres partes que repasa las principales instancias de su vida.

El radioteatro, formato elegido en este caso para recorrer la trayectoria de uno de los artistas argentinos más populares del siglo XX, aborda su origen familiar en Mendoza, sus inicios como actor, su pasión por el cine y la música y su compromiso político con el peronismo: el mismo que lo obligó a marchar al exilio, pero no le impidió seguir produciendo y evocando aquello que lo movilizaba como creador con conciencia social.

Favio, que a su vez atravesó la frontera de su origen nacional y trascendió –obra mediante– al mundo de habla hispana, representó la argentinidad con una potencia emotiva que esta propuesta –a cargo de Marcelo Camaño, director y guionista del proyecto– pone en valor.

Las grabaciones finalizaron hace una semana en el piso de Télam Radio, con un elenco encabezado por Esteban Pérez como Leonardo, Gustavo Luppi como Leopoldo Torre Nilson, Mónica Santibáñez como su madre, Gaby Ferrero como su tía Elcira Olivera Garcés, Mariano Flax como Edgardo Nieva y Alejandro Ojeda como su hermano Zuhair entre otros actores y actrices. “Queremos tanto a Favio” estará disponible en el sitio web de Télam y en Spotify.

“A pesar de ser simples, sus canciones eran atrapantes, auténticas, bellas. Y fíjate que fue muy criticado, pero el tipo tenía una impronta; era único…  Aun cuando lo hizo porque necesitaba dinero para financiar sus películas, era tremendamente auténtico, y por eso fue un boom.”Marcelo Camaño

Télam conversó con Camaño –quien ya tuvo a cargo la realización radiofónica “Eva: el viaje del arco iris” emitido por esta agencia en alusión a la gira de Eva Perón en Europa– y miembros del elenco.

Acerca de la estructura, Camaño nos revela “la primera parte, que hace a lo personal, tiene que ver básicamente con los recuerdos, con recovecos de su infancia bastante accidentada en un colegio pupilo del Estado. La segunda instancia está centrada en su experiencia como director de cine, y la tercera con el aspecto musical y su participación política en el ’73”.

-Marcelo, antes de ese año Favio tuvo un muy temprano acercamiento al peronismo ¿es así?

-Sí, lo tuvo como destinatario de la política social peronista; cuando fue alumno pupilo, en la época en que siendo Perón presidente, Evita distribuía, en colegios de aquellas características, regalos para los chicos. El detalle histórico no es menor, porque entre esos regalos cuyas opciones eran una pelota, un autito o un libro, él eligió un libro. Un libro infantil, claro, titulado “Botón Tolón” que, además, conservaría durante toda su vida.

-¿Y cómo llega al rol de actor?

-A Favio le gustaba decir que no era actor, sino que para él la actuación había sido un trabajo. Esto es interesante porque su mamá era autora, precisamente, de radioteatros. Y su tía, Elcira Olivera Garcés, una actriz reconocida que le consiguió los primeros papeles. A partir de eso, se interesa por la dirección, aunque también lo anuncia un poco para levantarse a María Vaner, con quien terminará siendo pareja. En su formación como director es clave la intervención de Leopoldo Torre Nilson, que lo toma como una especie de ahijado y de quien se hace muy amigo. En esos días escribe su primer corto. Después, ya con el hermano, se lanzan a la dirección y hacen la emblemática “Crónica de un niño solo”.

El equipo de Queremos tanto a Favio en accin

El equipo de “Queremos tanto a Favio” en acción.

 

“Un artista total, más que un director de cine”

Mónica Santibáñez, quien por su parte asumirá el rol de Laura, madre de Favio, nos cuenta que siempre fue una gran admiradora del cine de Favio, porque “realmente tiene una impronta nuestra, local. No duda en calificarlo como “el mejor director argentino” de todos los tiempos y “un artista total, un intuitivo”.

-Mónica, ¿recordás tu primer contacto con su producción?

-Por supuesto, lo recuerdo en cine blanco y negro, yo era bastante chica. Después, como director, me impactó muchísimo. Con esas bandas de sonido imponentes…  todo era épico, conmovedor, eran sinfonías… estabas en la butaca del cine y sentías que te elevabas. Él, todo lo dirigía de manera sinfónica.

-¿Y como cantante? ¿Cómo lo analizás?

-Me gustaba mucho; era diferente. A pesar de ser simples, sus canciones eran atrapantes, auténticas, bellas. Y fíjate que fue muy criticado, pero el tipo tenía una impronta; era único…  Aun cuando lo hizo porque necesitaba dinero para financiar sus películas, era tremendamente auténtico, y por eso fue un boom. Por supuesto, también me parece interesante que como artista se haya jugado políticamente. Para mí, fue el más grande.

 

“Le habló a su público a través del arte de una manera muy poética”

Esteban Pérez, el más joven del elenco, nacido en 1976, encarna nada menos que el papel del propio Favio. Recuerda que lo primero que vio de su obra fue el documental “Perón, sinfonía del sentimiento”.

-Esteban, ¿en qué contexto viste ese documental de casi seis horas?

-Me lo mostró mi viejo, que era peronista y gran seguidor de Favio. Por una cuestión generacional no tuve la fortuna de ver su trabajo antes y menos aun de participar de él. De hecho, el resto de su cine lo vi después de ver el documental.

-Desde tu perspectiva de actor relativamente joven ¿cómo definirías al personaje que vas a encarnar?

-Como un artista muy completo, renovador de la historia del cine nacional. Especialmente después de leer estas sesenta páginas de libreto que hemos estudiado sobre la historia de Favio, donde hay una pincelada de cada tramo de su vida, para mí es un placer recuperar y homenajear a uno de los artistas más importantes que tiene la Argentina.

-En lo actoral, tenés un desafío ¿involucra también cuestiones tímbricas relativas a su voz tan particular?

-Lo que hablamos con Marcelo (Camaño) es no emular tanto lo que tenga que ver con su timbre, la idea no es hacer una imitación. Intentaré darle la emoción de lo que escribió Marce, de lo que está en el libro, que es muy conmovedor. Básicamente, estoy muy contento de la oportunidad de meterme un ratito en la vida de un artista que tiene esta dimensión; creo que, sin exagerar, es uno de los creadores más comprometidos con las causas políticas y sociales de su tiempo. Alguien que le habló a su público a través del arte de una manera muy poética.

Fuente: Telam

Noticias relacionadas

Volver al botón superior