Nacionales

La Argentina retiró su apoyo a la demanda que el Grupo de Lima interpuso contra el gobierno de Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional

Desde Cancillería indicaron que “el proceso sigue su curso” y detallaron: “La investigación de la fiscalía sigue, no depende de nosotros”.

El Gobierno nacional retiró su apoyo a la demanda que el Grupo de Lima interpuso contra el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ante la Corte Penal Internacional (CPI) como “consecuencia de la decisión política de retirarse” de ese bloque.

“El 24 de marzo comunicamos oficialmente la retira del Grupo de Lima. Como consecuencia de eso, el 25 de marzo nos bajamos de una denuncia que habíamos hecho como Grupo de Lima porque ya no pertenecemos”, precisaron a NA fuentes de la Cancillería. En ese marco, indicaron que “el proceso sigue su curso”, y detallaron: “La investigación de la fiscalía sigue su curso, no depende de nosotros”.

Si bien el Ejecutivo nacional envió una carta a la sede de la CPI en La Haya explicando la situación el pasado 25 de marzo, la noticia se conoció hoy.

En la misiva, Argentina puntualizó que ese retiro es “sin perjuicio de las acciones que la Fiscalía lleva a cabo relativas a la situación de Venezuela conforme a lo establecido en el Estatuto de Roma, respetando la independencia judicial”.

El pasado 24 de marzo, el gobierno de Alberto Fernández oficializó su salida del Grupo de Lima, y explicó que la decisión se tomó por diferencias con el trato que ese bloque le dio a la situación de la crisis de Venezuela, que -según entiende el país- “no ha conducido a nada”.

De esta forma, el Ejecutivo nacional tuvo un gesto de acercamiento a la administración de Nicolás Maduro, y ratificó que su intención es trabajar para “encaminar soluciones pacíficas, democráticas y respetuosas de la soberanía y de los asuntos internos de cada Estado”.

“En el día de la fecha, la República Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”, subrayó Cancillería.

En un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores continuó: “Una vez más, reiteramos que la mejor manera de ayudar a los venezolanos es facilitando que haya un diálogo inclusivo que no favorezca a ningún sector en particular, pero sí a lograr elecciones aceptadas por la mayoría con control internacional”.

“Es claro que no pueden las autoridades venezolanas desconocer, sin embargo, que producir las condiciones para un diálogo que resulte productivo es primordialmente su responsabilidad”, expresó la Argentina.

Al comunicar la decisión de retirarse del bloque, Cancillería concluyó: “Con este espíritu, la Argentina continuará sosteniendo su compromiso con la estabilidad en la región, y buscará encaminar soluciones pacíficas, democráticas y respetuosas de la soberanía y de los asuntos internos de cada Estado”.

El Grupo de Lima está integrado por Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay y Perú. Durante el gobierno de Mauricio Macri, la Argentina había tenido fuerte protagonismo en el grupo, ya que la postura de Juntos por el Cambio fue aceptar a (el líder opositor de Venezuela Juan) Guaidó como presidente de Venezuela, algo que se modificó con la llegada al poder de Alberto Fernández.

Escrito por Noticias Argentinas

Prensa GRC
Author: Prensa GRC

Noticias relacionadas

Botón volver arriba