Deportes

Juegos: Argentina le ganó a Brasil y logró la medalla de bronce en el vóley

En una definición infartante, Argentina venció a Brasil en el tie break y conquistó la medalla de bronce en el vóley masculino de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Tal como sucedió en la edición de Seúl 1988, justamente con el mismo rival verdeamarelho, la Albiceleste volvió a subirse al podio del máximo evento deportivo.

A diferencia de lo ocurrido en semifinales, la Selección arrancó bien enchufada esta historia. Luciano de Cecco, quien marcó el primer punto del encuentro rematando una pelota suelta, armaba como mejor sabe… Santiago Danani defendía todo… Y Facundo Conte (9 puntos en el set) lideraba el ataque para festejar con sus característicos gritos y miradas de loco. La única deficiencia era el saque, con varias pelotas en la red.

La Selección defendió la ventaja durante todo el parcial y llegó a tener dos puntos para set. Brasil defendió el primero pero al segundo, tras algunas impresionantes salvadas de uno y otro lado, de Cecco encontró a Conte quien hizo lo propio con el desvío en los dedos brasileños para cerrar el primero por 25-23.

Los campeones en Río 2016 despertaron en el segundo de la mano de un bloqueo (4-1 en el set) muy activo. Brasil tomó distancia de 10-7 en una jugada bisagra, con doble salvada y punto de bloqueo Mauricio de Souza sobre el formoseño Ezequiel Palacios. Argentina sufría desde el saque pero se las ingeniaba para acercarse en el marcador como con Loser, el gran crédito del bloqueo albiceleste, quien vengó a Palacios en un mano a mano contra de Souza. El sanjuanino Bruno Lima -goleador del torneo- empezaba a encontrar réditos con sus paralelas, aunque no era suficiente para evitar que Brasil se lleve el set por 25-20.

Tras un andar tranquilo en el segundo (un punto), Facundo Conte resucitó. Entre “El Heredero” y Loser en el bloqueo, Argentina tomó una buena ventaja en el inicio (6-2). Una curiosidad, tras 106 saques llegó el primer ace del partido, de la mano de Lima, quien de inmediato la dejó en la red. La cosa llegó a estar 16-13 para la Selección pero tras el 17-17, Brasil se despegó. Los de amarillo parecían tener siempre una vida extra, llegando a pelotas imposibles y ganando puntos vitales desde lo anímico. Nuevamente 25-20 para ellos.

Contra las cuerdas, Argentina reaccionó con su mejor vóley en el cuarto. El rosarino Sebastián Solé desde el ataque y Loser con sus increíbles gorros en el bloqueo -y ambos desde el saque-, sus estandartes. La ventaja máxima fue de 8 por varios pasajes y así lo terminó nomás la Selección, con un 25-17 espectacular de la mano de un impasable Loser.

Y llegó el tie break. Primer saque brasileño que casi no llega a la red; punto de bloqueo de Conte y Wallace que la manda afuera. Argentina arrancaba con un 3-0 inmejorable. A pura emoción, la Selección mantuvo la ventaja de dos puntos hasta que Fernando le cerró la paralela a Conte y acortó el marcador a 12-11. Tiempo muerto albiceleste y, acto siguiente, bombazo de Lucarelli para el ace y el empate. Pero el corazón de los argentinos estaba para grandes cosas. Primero Conte, con el 14-13, y luego Loser, con la definición, para cerrar una actuación para la historia.

Prensa GRC
Author: Prensa GRC

Noticias relacionadas

Botón volver arriba