Saltar al contenido
Inicio » Gripe aviar: la UNVM fue convocada por la Provincia

Gripe aviar: la UNVM fue convocada por la Provincia

Compartir en redes

Mientras continúan en aumento los casos y muertes de aves por gripe aviar en más de 10 provincias argentinas, profesionales del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la Universidad Nacional de Villa María analizaron la situación actual y comentaron acerca de su participación en el diagnóstico, prevención y control de la enfermedad.

Tras conocerse la confirmación del primer caso de gripe aviar en Córdoba días atrás, el Gobierno de la Provincia conformó una mesa de trabajo interdisciplinaria de la que participan la Policía Ambiental, la Secretaría de Ambiente, los ministerios de Agricultura, Salud y de Seguridad (DUAR); municipios, sector privado, representantes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), la Administración de Parques Nacionales y expertos del ámbito de la academia e investigación; entre ellos el médico veterinario Fidel Baschetto, docente de la carrera de Medicina Veterinaria de la UNVM.

En relación a su participación, Baschetto, quien se desempeña como responsable del espacio curricular ‘Animales Exóticos y Fauna Argentina’, destacó la importancia que tiene el abordaje interdisciplinario de este tipo de situaciones. «La Universidad es un bastión de apoyo académico y la idea es contribuir para reunir todo el conocimiento referido a esta temática, ya que si bien para Córdoba es una enfermedad nueva, no lo es para la humanidad”.

En relación a esto, el docente comentó que actualmente se está trabajando en una “vacunación para la población aviar”, no sólo para las granjas avícolas, sino para las aves que se crían traspatio. Sin embargo, advirtió que “no será una tarea fácil”, ya que si bien a las granjas comerciales pueden identificarlas porque hay un registro, será más complejo la vacunación en otra población aviar de crianza doméstica. “Serían alrededor de 20 mil puntos en los que hay que intervenir”, informó el profesional.

Cabe señalar que el Senasa viene monitoreando la enfermedad desde hace años y no específicamente “ahora que hay un brote”, aclaró Baschetto.

Por otro lado, el docente de ‘Epidemiología y Salud Pública’ Alejandro Larriestra, al ser consultado respecto a la problemática en cuestión destacó: “lo más importante es trabajar en conjunto para evitar lo máximo posible que se propague masivamente en los sistemas de producción comercial o a los traspatios”. También coincidió en que las convocatorias interdisciplinarias “son importantes para abordar el tema” y que “hay que analizar desde diferentes patrones, porque el sistema científico tecnológico tiene mucho para aportar”.

En este mismo sentido, Larriestra comentó que “estamos ante un sistema de notificaciones de Senasa y, donde se detecta, se implementa un protocolo especial para contener la diseminación”. Según el especialista, en este momento es importante la “detección temprana y contención de los brotes, además del fortalecimiento de la localización en poblaciones silvestres”.

Prevención

Entre las recomendaciones para evitar la propagación Baschetto advirtió que “hay que tener cuidado ya que el virus puede diseminarse a través del calzado o la vestimenta y, por ello, todas las personas que están trabajando en establecimientos avícolas tienen que tener un cuidado mayor”. Y reforzó: «Es fundamental ser cautos, seguir la historia del avance, hacia dónde llega, cómo se comunican las poblaciones silvestres con las domésticas, y aquellas personas que tengan aves en sus casas, tenerlas encerradas. Lo importante desde la comunicación es brindar información para que la gente que tenga aves, tenga los mayores recaudos y ante alguna sospecha dirigirse directamente a Senasa».

Acerca de la enfermedad

“Es una enfermedad que entra por vías digestivas o respiratorias, generando un síndrome sistémico en las aves, que luego es transmitido por sistema fecal, oral y también por la contaminación de cursos de agua, entre otras”, explicó Larriestra. Al mismo tiempo, aclaró que “es un virus que no se transmite a las personas por el consumo de carne o huevo, ya que solo hay transmisión entre animal y humano cuando existe contacto directo al manipular aves enfermas o muertas por el virus”.

Más información

En caso de observarse la presencia o sospecha de signos clínicos compatibles con IAAP en aves o el hallazgo de aves domésticas y/o silvestres muertas, es importante notificar al Senasa concurriendo a cualquiera de sus oficinas; por medio de la App “Notificaciones Senasa”, enviando un correo electrónico a notificaciones@senasa.gob.ar; ingresando al apartado “Avisa al Senasa” de la página web del organismo o enviando un whatsapp al 11-5700-5704.

Policía Ambiental también recepta denuncias de manera anónima a través del teléfono 0800-777-0220/ 0351-4420924, WhatsApp 351-3108709, email policia.ambiental@cba.gov.ar, a través de Ciudadano Digital o vía web.


Compartir en redes