Saltar al contenido
Inicio » El FMI habilita el desembolso de US$ 5.300 millones y cambia la meta de reservas

El FMI habilita el desembolso de US$ 5.300 millones y cambia la meta de reservas

Compartir en redes

El personal del Fondo Monetario Internacional (FMI) y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo sobre una revisión del programa económico del país. El acuerdo es parte del programa de Facilidades Extendidas Stand-By del FMI con Argentina, que tiene como objetivo fortalecer la economía y la estabilidad financiera del país.
Según el FMI, el acuerdo es un paso importante en el proceso de revisión, y se espera que las discusiones continúen en las próximas semanas. El objetivo es llegar a un acuerdo a nivel técnico sobre las políticas económicas y fiscales necesarias para abordar los desafíos económicos de Argentina.
El acuerdo a nivel de personal alcanzado entre el personal del FMI y las autoridades argentinas es un paso importante en el camino hacia la recuperación económica del país. Se espera que las discusiones continúen en las próximas semanas, y se espera que se alcance un acuerdo técnico sobre las políticas económicas necesarias para abordar los desafíos económicos actuales de Argentina.

Puntos clave del acuerdo

  • Argentina tendrá acceso a alrededor de US$5.300 millones (DEG 4.000 millones).
  • La gestión macroeconómica prudente en la segunda mitad de 2022 respaldó la estabilidad y ayudó con cierto margen a asegurar los objetivos del programa hasta fines de 2022.
  • En un contexto económico más desafiante, particularmente la sequía cada vez más severa, se necesitan acciones de política más sólidas para salvaguardar la estabilidad, abordar el aumento de la inflación y los reveses de políticas, así como mantener el ancla del programa. En este contexto, se solicitan revisiones de los objetivos de reservas para 2023.
  • Política fiscal. Las autoridades están comprometidas en alcanzar el déficit fiscal primario del 1,9 por ciento del PIB en 2023 a través de controles continuos de gastos, una mejor focalización de los subsidios energéticos y de la asistencia social, y una mejor priorización del gasto de capital, al tiempo que protegen el gasto social y de infraestructura prioritario.
    • Para cumplir con las metas de reducción del déficit y fortalecer la progresividad de los subsidios energéticos, las autoridades planean continuar implementando el esquema de segmentación acordado, eliminando los subsidios para los usuarios residenciales de mayores ingresos a partir de mayo y para los usuarios comerciales a fines de 2023.
    • Se tomarán medidas tempranas y decididas para abordar de manera sostenible los costos fiscales de la aprobación de la moratoria de pensiones para asegurar los objetivos fiscales para este año y los próximos.
  • Política monetaria y cambiaria. Para hacer frente a las continuas presiones inflacionarias, que han repuntado en los últimos meses, las autoridades pretenden mantener positivas las tasas de interés oficiales en términos reales.
    • Continuarán los esfuerzos para asegurar la competitividad externa y fortalecer la cobertura de reservas, que las autoridades planean complementar a través de la oportuna racionalización de la política cambiaria
    • También se comprometen a no utilizar reservas internacionales ni emitir instrumentos de deuda externa de corto plazo para intervenir en los mercados cambiarios paralelos.
  •  Estrategia de financiación. Se está implementando con cautela y buena comunicación una estrategia proactiva de gestión de la deuda en el mercado local. Esto está ayudando a afrontar los vencimientos de deuda, especialmente en el segundo y tercer trimestre, movilizar el financiamiento interno y mejorar el funcionamiento del mercado de bonos y cambiario, evitando agregar vulnerabilidades en el futuro.
    • Las autoridades continúan movilizando financiamiento oficial de fuentes multilaterales y bilaterales, incluso mediante la finalización de acuerdos bilaterales con los pocos acreedores restantes del Club de París
    • Estos esfuerzos ayudarán a mantener el financiamiento monetario directo del déficit fiscal a un máximo del 0,6 por ciento del PBI en 2023, en línea con los objetivos del programa.

FFuente: miuntouno.com


Compartir en redes