Tendencias

El encargado: Guillermo Francella adelanta detalles de su nueva serie, con mucho de comedia negra, para Star+

El próximo 26 de octubre llega una nueva producción local a la pantalla de Star+ que promete dar mucho que hablar. Protagonizada por Guillermo Francella y creada por la exitosa dupla conformada por Mariano Cohn y Gastón Duprat, El encargadonarra las aventuras de Eliseo, un particular trabajador de edificio que, a espaldas del consorcio que lo emplea, hace uso y abuso de su poder de vigilancia e intromisión.

A lo largo de los once capítulos, de 30 minutos cada uno, seremos testigos de las andanzas de este personaje que lleva casi 30 años en el edificio y conoce a la perfección la dinámica y las normas específicas del lugar. Es que allí vive, trabaja y absorbe hasta el último detalle de la vida de sus habitantes. Sin embargo, debajo de su apariencia servicial y obsecuente esconde un talento para manipularlos; algo que será descubierto por los espectadores desde el minuto uno.Guillermo Francella habla de Eliseo, su personaje en El Encargado

“Hay encargados y encargados, algunos más invasivos como Eliseo, que saben vida y obra de todos los propietarios. En este caso, ante un desenlace equis que ocurre en el consorcio, este hombre siente que lo pueden desplazar y entonces manipula como puede a cada propietario para que en la asamblea voten a favor de él”, cuenta Guillermo Francella sobre este personaje que, por momentos, lo volverá a mostrar en una faceta más dramática.

Tras definirla como una comedia “un poco más oscura” que las habituales, el actor confiesa qué fue lo que lo llevó a aceptar este nuevo desafío por streaming. “Hay mucha ironía, mucho sarcasmo en las palabras de este encargado; los textos están muy bien llevados. Además de estar muy bien escritos, son guiones que me fascinó transitar porque para un actor explorar desde lo interpretativo algo diferente, otro tipo de personaje que no habías transitado, es muy rico. Y cuando tenés una buena historia, un buen guion, todo se hace más sencillo”, advierte quien en esta apuesta volvió a trabajar con los creadores del film Mi obra maestra (2018).

“Que estén Gastón Duprat y Mariano Cohn detrás de esto fue un sí rotundo para mí. Yo había filmado Mi obra maestra con ellos y con Luis Brandoni y fue muy placentero el proceso. Con el respaldo de su dramaturgia, más una plataforma, como es Disney y Star+, nada podía salir mal”, señala el actor, que encabeza un elenco de grandes figuras entre las que se encuentran Gabriel “Puma” Goity (Matías Zambrano), Moro Anghileri (Paola), Gastón Cocchiarale (Miguel) y Darío Barassi (Gabriel).

El elenco se completa con Pochi Ducasse (Doña Beba), Manuel Vicente (Gómez), Jorge D’Elía (Enrique Salustri), Adriana Aizemberg (Consuelo Salustri), Mirta Busnelli (Tatiana Yrigoyen) y Martín Seefeld (Jordi). “Habrá muchas participaciones especiales a lo largo de los once capítulos. Un abanico muy lindo y heterogéneo”, anticipa Francella sobre estos 70 actores que componen a los personajes de este peculiar universo y que se irán descubriendo capítulo a capítulo.

¡Bienvenidos a casa!

Filmada en tiempos de pandemia, El Encargado se desarrolla en dos locaciones puntuales: la fachada y el lobby de un exclusivo edificio porteño (donde sucederá la mayor parte de la acción) y el estudio, donde se armaron las viviendas de los miembros del consorcio y del propio Eliseo. “Tardamos cinco meses y medio en rodarla, nueve o diez días por capítulo como se hacen las series en el mundo. Hubo mucho cuidado con los encuadres, con la luz; me sentí muy protegido”, revela Francella sobre cómo es trabajar para las nuevas plataformas.

Francella, como Eliseo
Francella, como EliseoSTAR+

Ahora bien, en toda historia siempre hay un protagonista y un antagonista; un bueno y un malo, un héroe y un villano. Sin embargo, en esta apuesta de Star+ los roles suelen confundirse bastante, demostrando que nadie es del todo bueno ni del todo malo. Sobre todo, en el caso de Eliseo, que ante los miembros del consorcio se muestra como un hombre servicial, amable y solidario pero, con el correr de los minutos, se irá descubriendo que solo lo hace para sacar rédito propio.

“Es muy inteligente; siente que lo desplazan cuando se entera que quieren demoler su casita en la terraza para hacer amenities. entiemde que ha hecho mucho por el edificio y entonces todo eso conspira contra una buena convivencia. Es siniestro por un lado pero, por otro, tiene un buen corazón porque cada propietario tiene lo suyo para con él también. Le presentan batalla y él va al frente”, lo justifica, poniendo sobre la mesa la ambigüedad que le tocó encarnar durante todo el rodaje.

¿El fin justifica los medios? “A veces un poco sí”, reflexiona Francella mientras enumera las distintas situaciones en que los propietarios lo descalifican y son “arteros” y “bravos” con su personaje. Su principal enemigo en ese edificio, ese que quiere echarlo y derribar su vivienda para construir una lujosa pileta con solárium es Matías Zambrano, el presidente del consorcio que es interpretado por el Puma Goity. “Es un ambicioso, un inconformista total que está operado de toda conciencia moral. Un gran mediocre que se cree más de lo que es pero, a la vez, es sumamente vulnerable. Y eso me encantó”, confiesa el actor, entusiasmado por ser el gran villano de esta historia.

Gabriel Goity, como Matías Zambrano
Gabriel Goity, como Matías ZambranoSTAR+

Además del papel y la calidad de los libros, Goity resalta lo “grandioso” que fue volver a compartir el set con Francella, sobre todo haciendo comedia negra, un género que a los actores les fascina. “Es un género que permite jugar un montón de situaciones y te exige muchísimo también pero ha sido una experiencia extraordinaria. Cada situación es muy rica y los personajes son muy atractivos. Ya desde el libro me enganchó y no veía la hora de ir a grabar, que es un síntoma que pocas veces pasa”, advierte sonriente.

“Hay una paleta de personajes muy interesantes interpretados por actores muy buenos y que están muy bien desarrollados desde el guion entonces hay una condensación de personalidades muy interesantes y muy contradictorias. En lo que uno confía a primera vista luego se revierte. Uno empieza a descubrir que no hay buenos y malos, sino que todos son muy contradictorios y tienen lo suyo. Eso me parece lo más interesante de la serie”, opina Moro Anghileri, quien interpreta a Paola, una trabajadora externa al edificio que tendrá una relación muy particular con Eliseo.

Moro Anghileri, como Paola
Moro Anghileri, como PaolaSTAR+

“Con ella, Eliseo tiene un fluir diferente, más humano al que tiene con el resto de la gente del edificio, con los que tal vez tiene más estrategias. Conecta más sinceramente. Pero no puedo adelantar mucho”, aclara la actriz sin querer dar más detalles sobre cómo será ese vínculo.

“Son todos una porquería, pero divinos y atractivos”, bromea Goity, mientras que Gastón Cocchiarale reflexiona sobre cómo juega el humor negro y el suspenso en esta serie que por momentos se vuelve dramática. “Creo que el detonante que toma la serie, esto de ‘el fin justifica los medios’, es muy genuino y de mucha humanidad. Porque en definitiva… ¿Quién quiere que lo echen de su trabajo? Entonces hay algo de eso muy cercano con lo que uno puede conectar plenamente. Después la serie se va metiendo en un entramado medio arquitectónico de ese edificio, de esa mini sociedad que vive ahí plasmando los claros y oscuros cada uno”, analiza el actor, que se hizo conocido por su participación en Argentina, tierra de amor y venganza.

Gastón Cocchiarale, como Miguel
Gastón Cocchiarale, como MiguelSTAR+

En esta serie, Cocchiarale actúa codo a codo con Francella, ya que será Miguel, su asistente, un aprendiz que por momentos sufrirá abuso de poder pero por parte de Eliseo. “Yo soy medio un satélite de ese edificio porque no vivo ahí, trabajo un par de horas por día ayudando a Eliseo. Es un pibe que está ahí para aprender el oficio y, desde ese lugar, va siendo testigo de lo que va ocurriendo en ese edificio. Y bueno, a veces mete la pata”, confiesa entre risas.

Ser parte de esta superproducción de Star+ y trabajar junto a figuras como Francella o Goity -actores que veía y admiraba desde niño- fue un sueño cumplido para este treintañero. “Fue un enorme placer para mi estar en esta serie junto a estos grandes actores. Fue una escuela de comedia, de precisión, de relojería. Guillermo imparte mucho eso, es un maestro. Aparte yo tengo 30 años y crecí riéndome con él y con el Puma, entonces, de repente estar compartiendo con ellos un set es muy fuerte, muy lindo”, asegura.

Las dos caras de Eliseo

Guillermo Francella
Guillermo FrancellaRicardo Pristupluk – LA NACIÓN

Según los propios protagonistas de esta historia, Eliseo es un personaje muy ambiguo. Por un lado, es un aprovechador que se toma atribuciones que no le corresponden pero, por otro, lo hace con un objetivo bien claro: defender su puesto de trabajo y su vivienda, que habita desde hace tres décadas. Y para llevar a cabo esta doble cara, Francella tuvo que unir esas dos facetas que tanto gustan de él: la de cómico, con sus gestos y expresiones grandilocuentes, y la de actor dramático.Guillermo Francella: «Hacer reír a la gente es un masaje al alma»

“Sí, con Eliseo pude unir las dos facetas y eso es lo que más me gustó. Yo amo la comedia, es el género que más me gusta porque hacer reír es un masaje al alma, al ánimo, atenúa aunque sea por un ratito cualquier mal momento que uno esté viviendo y eso es terapéutico por donde se lo mire. Pero como actor era también una búsqueda tocar otro tipo de contenidos, de historias, sobre todo cuando te acompañan buenos directores. Por eso me gusta tocar ambas cuerdas”, explica mientras revela que, desde su puntos de vista, es mucho más fácil hacer reír que llorar.

En este caso, la ironía de Eliseo y su esgrima verbal es lo que más lo atrapó de su personaje. “Si bien tiene momentos de mucho humor, también hay escenas a cara de perro. Fue vital tener la letra muy al dedillo porque a veces los actores improvisamos o nos salimos un poquito del texto y acá era imposible. Había una letra tan trabajada, tan minuciosamente llevada a cabo que había que estudiar muchísimo”, indica.

El Eliseo de sus vidas

La propuesta es sumamente tentadora: un encargado de edificio que, sin escrúpulos, maneja a su modo y antojo a todo el consorcio y que cuando se ve amenazado recurre a su acidez, sarcasmo y manipulación para defenderse. En ese camino, la trama le propone a la audiencia un sinfín de escenas y situaciones muy reconocibles para todos los que alguna vez vivieron en propiedad horizontal.

Mientras que Goity y Cocchiarela coinciden en que son situaciones muy cercanas con las que uno está familiarizado y por eso, la audiencia “va a empatizar fácilmente”, Anghileri aclara que, si bien ocurren, al ser ficción están maginificadas. “Tengo la impresión de que se toman situaciones que cualquier persona reconoce y atravesó al menos una vez en su vida pero para estallarlas hacia un lugar nuevo. Y es en ese estallido donde aparece el humor y lo inesperado”, observa.

Guillermo Francella y el "Puma" Goity en El encargado
Guillermo Francella y el «Puma» Goity en El encargadoCaptura

Si bien el encargado de interpretar a Eliseo remarca este subrayado especial del que habla su compañera, también asegura que varias veces se ha topado con este tipo de personajes en su vida. “Los que vivimos en propiedad horizontal sabemos que el encargado tiene mucho más poder que el propietario; en todo. A veces tienen una actitud hermosa, pero otras se te plantan de un modo muy particular. Obviamente que esto es ficción y hay algunas cosas que se subrayan más, pero les garantizo que este color existe”, indica Francella, quien asegura estar muy involucrado con las cuestiones internas de su edificio y trata de asistir a todas las reuniones de consorcio.

“A veces no voy y después me arrepiento porque toman decisiones en las que no estoy para nada de acuerdo como propietario. En la última reunión, por ejemplo, yo no he participado y hubo un desenlace con el que no comulgo en lo más mínimo, pero me tengo que callar porque no participé. Creo que hay que estar presente, hay que hacerse el tiempo que sea porque si no después no podes quejarte”, aconseja el actor con una sonrisa.

Fuente: Cynthia Caccia, La Nación

Noticias relacionadas

Volver al botón superior