Locales

El Bloque Vamos Villa María aun no recibió respuestas del municipio por el tema de vacunación

A continuación transmitimos la nota recibida por el Bloque Vamos Villa María, respecto al silencio desde el municipio ante el reclamo de relacionado al manejo de las Vacunas contra el COVID 19 en nuestra ciudad.

Mañana se cumple un mes desde que presentamos el primer pedido de Informes al Municipio relacionado al manejo de las Vacunas contra el COVID 19 en nuestra ciudad.

Y también se cumplirá un mes desde que el gobierno municipal se niega sistemáticamente a dar información y transparencia sobre el tema.

Ni quien esta a cargo del Departamento Ejecutivo Municipal, ni sus Secretarios, ni sus Concejales , han dado ni un argumentos suficientes para sostener el porque de esta actitud negadora.

Nuestras inquietudes sobre el plan de vacunación vienen de mucho antes de que saltara el escandalo nacional de los vacunados VIP. Las mismas tienen su origen en numerosas quejas que diversos sectores de la ciudad nos acercaban, fundamentalmente los de la salud, pero también bomberos, personal de seguridad, y muchas actividades que están en contacto de riesgo de contagio, y ni hablar de los adultos mayores, muchos de los cuales aun no han sido vacunados, a pesar de su edad y de sus diversas patologías.

También planteamos la creación de una comisión de monitoreo y seguimiento de la trazabilidad de la vacuna en Villa María, pero también fue ignorada por el oficialismo local. Sus 7 concejales -Gillistas y Accastellistas- no permitieron su aprobación en el Concejo Deliberante.

Tampoco aceptaron que tanto el Secretario de Salud como la Responsable de la Coordinación del Sistema de Vacunación Municipal, concurrieran al Concejo Deliberante a informarnos qué se estaba haciendo en la ciudad, cuantas vacunas han llegado, y como se esta planificando. “No vamos a someter a ningún Secretario a sus preguntas” nos contestaron, olvidándose que el Concejo Deliberante resume la representación de los vecinos, pero también olvidando que todos los funcionarios públicos estamos constantemente obligados a RENDIR CUENTAS.

En la Comisión de Acuerdo del día miércoles volvimos a solicitar la aprobación del proyecto e insistimos en la citación al Secretario de Salud. Nuevamente se nos negó ambas medidas, y ante ello les manifestamos que lo único que podíamos interpretar de esa negativa era que no querían dar explicaciones porque evidentemente tienen cosas para ocultar. Que otra cosa podemos pensar de tan absurda y poca transparente decisión.

Hoy la realidad les dio de lleno en la cara, y lamentablemente confirmo aquello que su actitud reflejaba. Amanecimos con la noticia que un funcionario publico de alto rango, Miguel Sponer, dependiente de la Jefatura de Gabinete , de estrecha cercanía tanto con el Intendente Gill como con Pablo Rosso, había recibido la vacuna el 5 de febrero de este año.

Nadie hablo desde el municipio para aclarar esta situación, solo el involucrado hablo con medios periodísticos tratando de justificar esta situación. Ninguno de los argumentos que dio son suficientes para justificar esta vacunación al margen de los establecido.

Aun si olvidáramos su calidad de funcionario publico y tomáramos en cuenta su edad y profesión, solo podría haber tenido acceso a la vacuna a partir del 04 de marzo, cuando se comenzó a vacunas profesionales de la salud en actividad entre los 19 y 59 años.

Pero acá de lo que se trata es de una cuestión ética, y el usar los privilegios que te da la función publica y los contactos para acceder a una vacuna sobre la cual muchos otros villamarieneses tienen muchos mas derecho a acceder antes que el.

Hasta ahora no hubo una comunicación del Municipio sobre que decisión tomaran con el referido funcionario. Lo mantendrán en su cargo ¿ Harán la denuncia correspondiente ¿ Hay mas casos como este ¿

Hasta ahora solo silencio. Salvo una simple nota que el Secretario de Salud se apuro a acercar al Concejo Deliberante para rápidamente decir que en el caso Sponer era la provincia la que tenia responsabilidad. El mismo Secretario que no quiere venir al concejo a contarnos que esta haciendo con las vacunas, y que elige discutir con usuarios en las redes sociales y ofrecerles mostrarle la lista de vacunados a quien se acerque a su oficina. Una VERGÜENZA.

Tampoco salió a hacer ninguna aclaración el Director del Hospital Pasteur Sergio Arroyo, responsable del COE local y del lugar adonde el funcionario Sponer se habría vacunado. Otro silencio que aturde.

Esto no es casualidad, y es mas de los mismo que paso con la administración de la cuarentena: una suma de decisiones desacertadas, lejanas a la gente y sus necesidades que reflejan, en definitiva, la falta de conducción del Municipio.

Esperamos que desde el Gobierno Municipal se tomen decisiones que este a la altura de las circunstancias, y que se empiece a brindar toda la información existente referida a la vacunación contra el COVID de forma transparente y precisa.

Aun así no nos olvidamos que el 1 de Marzo, en la apertura de las Sesiones Ordinarias, Pablo Rosso falto a la verdad cuando ,dirigiéndose a todos los concejales y a todos los villamarienses, dijo: “Quiero asegurar en este recinto que ningún funcionario o trabajador municipal fue vacunado sino correspondía en base a los criterios establecidos por el Ministerio de Salud de la Provincia, no hay ni habrá en éste Municipio ninguna vacunación de privilegio.”

La única verdad es la realidad.

 

BLOQUE DE CONCEJALES VAMOS VILLA MARIA

KARINA BRUNO

LUIS CARONNI

NATALIA GONZALEZ

CARLOS PRIMO

ROMEO BENZO

 

 

GRC
Author: GRC

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba