Destacada

¿Cuáles son los efectos que produce la presión atmosférica en el cuerpo humano?

¿Qué es la presión atmosférica?

En términos comunes la presión atmosférica no es más que la presión que ejerce la atmósfera sobre la superficie de la Tierra ya sea de forma de gas, líquido o un sólido; se mide en mb (milibares) o hectopascales y entre más alto nos encontremos de la superficie terrestre la presión será menor.

Cuando la presión atmosférica baja es más probable que el clima se encuentre inestable con lluvias, nos encontramos con más humedad en la zona, así como de mayor nubosidad ya que las bajas presiones permiten la formación de nubes.

Pero, ¿que pasa cuando esta presión sobrepasa lo normal en la zona? El constante cambio influyen decididamente en nuestro organismo. Los cambios bruscos de temperatura, humedad y presión repercuten en nuestra salud. Presta atención a lo siguiente.

Presión atmosférica elevada

Al aumentar la presión atmosférica favorece en una expansión de aire ya sea en los oídos, las fosas nasales o los pulmones.

Las personas que sufren de presión arterial alta, hemorragia intracerebral también se ven afectadas por estos cambios.

Principalmente aumenta la velocidad de la respiración y el volumen de aire inspirado provocando una hiperventilación, se incrementa el rimo cardíaco y el flujo de salida en de la sangre y a su vez incluso el organismo produce más glóbulos rojos y hemoglobina para mejorar la capacidad del transporte de oxígeno en la sangre.

Presión atmosférica baja

Al disminuir la presión así como aumentar la temperatura suelen aparecer dolores de cabeza, dolor en la cara, en los oídos y fatiga.

Es recomendable que las personas que presentan alguna alteración del sistema respiratorio y cardiovascular no deben vivir a grandes altitudes, porque son incapaces de soportar las adaptaciones que se requieren.

 

Recomendaciones

Según especialistas lo mejor para estos casos es seguir alguna serie de consejos como los siguientes:
1.- Tomar abundante agua.
2.- Dormir lo necesario.
3.- No saltarse alguna comida.
4.- Evitar alimentos cuya ingestión se asoció con dolores de cabeza.

Aunque lo ideal es acudir al médico para que recete el tratamiento que mejor se ajuste a cada persona.

Noticias relacionadas

Volver al botón superior