Saltar al contenido
Inicio » ¿Cuál es el jugo que combate el envejecimiento y ayuda al sistema inmunológico?

¿Cuál es el jugo que combate el envejecimiento y ayuda al sistema inmunológico?

Compartir en redes

Contiene altas dosis de fibra que promueven una digestión eficaz, previenen el estreñimiento y favorecen un tránsito intestinal regular, clave para el bienestar diario.

El jugo de remolacha con limón combate el envejecimiento y refuerza el sistema inmunológico. (Getty)

Los jugos naturales se destacaron como una buena opción entre las alternativas naturales para el mantenimiento de la salud. Su capacidad para condensar nutrientes esenciales de frutas y verduras en una forma fácilmente consumible los convierte en aliados importantes de un estilo de vida saludable.

 

Además, han sido objeto de estudio por sus potenciales beneficios en distintos aspectos de la salud, incluyendo la prevención de enfermedades, la promoción de una mejor digestión y, de manera destacada, el fortalecimiento desistema inmunológico y la lucha contra el envejecimiento.

Cuál es el jugo que combate el envejecimiento y ayuda al sistema inmunológico

El jugo que destaca por su capacidad para combatir el envejecimiento y fortalecer el sistema inmunológico es el de remolacha con limón.

 

Este poderoso elixir aprovecha las virtudes nutricionales de la remolacha, conocida por su bajo contenido calórico y su rica composición en nutrientes esenciales, como fibra, potasio, magnesio, ácido fólico y vitamina C.

La adición de limón no solo enriquece el sabor, sino que suma vitamina C y antioxidantes, intensificando los beneficios para la salud de quien lo consume.

 

 Consumir jugo de remolacha ayuda a reducir la presión arterial y promueve una salud cardiovascular óptima. (Getty)Consumir jugo de remolacha ayuda a reducir la presión arterial y promueve una salud cardiovascular óptima. (Getty)

Los antioxidantes son fundamentales para combatir los radicales libres, moléculas responsables del envejecimiento celular y muchas enfermedades crónicas.

Consumir este jugo puede contribuir a la reducción del estrés oxidativo, promoviendo así una piel más joven y saludable, y reforzando las defensas del organismo contra infecciones y enfermedades.

Adicionalmente, la inclusión regular de este jugo en la dieta apoya la salud cardiovascular al favorecer la regulación de la presión arterial. Esto se debe principalmente al contenido de nitratos en la remolacha, que en el cuerpo se convierten en óxido nítrico, ayudando a dilatar los vasos sanguíneos y mejorar la circulación.

Así, el jugo de remolacha con limón no solo es un aliado en la lucha contra el envejecimiento y el fortalecimiento del sistema inmunológico, sino que también contribuye a mantener un corazón sano.

Cuáles son los beneficios para la salud del jugo de remolacha

Según un estudio del Journal of Kermanshah University of Medical Sciences, el jugo de remolacha aporta numerosos beneficios para la salud, incluyendo:

  • Mejora del rendimiento físico: Los nitratos naturales presentes en la remolacha pueden mejorar la eficiencia del uso de oxígeno durante el ejercicio, lo que mejora el rendimiento físico y reduce el cansancio.
  • Regulación de la presión arterial: El consumo de jugo de remolacha puede ayudar a reducir la presión arterial gracias a su contenido de nitratos, que se convierten en óxido nítrico en el cuerpo, dilatando los vasos sanguíneos y mejorando la circulación.
  • Mejoría en la digestión y la salud intestinal: Alto en fibra, el jugo de remolacha apoya la regularidad intestinal, ayuda a prevenir el estreñimiento y promueve una digestión saludable.

 La fibra presente en la remolacha apoya la regularidad intestinal y la digestión saludable. (Imagen Ilustrativa Infobae)La fibra presente en la remolacha apoya la regularidad intestinal y la digestión saludable. (Imagen Ilustrativa Infobae)

  • Contribución a la salud cerebral: Los nitratos del jugo de remolacha también pueden favorecer funciones cognitivas, mejorando el flujo sanguíneo al cerebro y reduciendo el riesgo de demencia.
  • Apoyo al sistema inmunológico: Rico en vitaminas y minerales, como la vitamina C, potasio y manganeso, el jugo de remolacha refuerza el sistema inmunológico, ayudándolo en la defensa contra infecciones.
  • Propiedades antiinflamatorias: Compuestos presentes en la remolacha, como el betalaína, tienen propiedades antiinflamatorias que pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas y aliviar condiciones inflamatorias.

Los antioxidantes y vitaminas en el jugo de remolacha fortalecen el sistema inmunológico. (Imagen Ilustrativa Infobae)Los antioxidantes y vitaminas en el jugo de remolacha fortalecen el sistema inmunológico. (Imagen Ilustrativa Infobae)

  • Reducción del riesgo de enfermedades crónicas: El antioxidante potencial de la remolacha puede disminuir el riesgo de enfermedades crónicas relacionadas con el estrés oxidativo, incluyendo algunos tipos de cáncer.
  • Soporte en la detoxificación: El betalaína en la remolacha apoya el proceso de detoxificación del hígado, ayudando a eliminar toxinas del cuerpo.
  • Contribución a una mejor salud cardiovascular: Al mejorar la presión arterial y la circulación, el jugo de remolacha contribuye a una salud cardiovascular óptima, previniendo enfermedades del corazón.

El jugo de remolacha, con su rica composición nutricional y propiedades beneficiosas, se presenta como una excelente adición a una dieta equilibrada, soportando no solo la salud física sino también la funcionalidad de sistemas clave en el organismo.

¿Cuánto jugo de remolacha se puede consumir por día?

Se recomienda consumir aproximadamente 250 mililitros de jugo de remolacha al día.

Es importante moderar el consumo diario debido a la presencia de betacianina, que es la que da color a la remolacha y puede afectar a algunas personas con sensibilidad o con condiciones específicas de salud.

Este jugo natural puede favorecer la salud cerebral y reducir el riesgo de demencia. (Imagen Ilustrativa Infobae)Este jugo natural puede favorecer la salud cerebral y reducir el riesgo de demencia. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Además, para aquellos con riesgo de formar cálculos renales de oxalato de calcio, se aconseja un consumo cuidadoso ya que la remolacha contiene oxalatos, que pueden contribuir a la formación de estos cálculos.

Asimismo, las personas con diabetes deben monitorizar su ingesta debido al contenido de azúcar de la remolacha. Como en todo, el equilibrio es clave y consultar a un profesional de la salud antes de hacer cambios significativos en la dieta puede proporcionar orientación personalizada.

Cómo preparar jugo de remolacha

Para preparar jugo de remolacha, seguir estos pasos:

  1. Seleccionar y limpiar las remolachas: Elegir remolachas frescas, firmes y de color intenso. Limpiarlas bajo agua fría, frotando suavemente para eliminar residuos de tierra. Cortar las hojas y una parte del tallo, dejando aproximadamente 2 cm para aprovechar sus nutrientes. Después, cortar la base de la raíz.
  2. Pelar las remolachas (opcional): Pelar las remolachas puede ayudar a obtener un jugo más suave, aunque es un paso opcional. Utilizar un pelador de verduras o un cuchillo pequeño para este fin. Si se decide dejar la piel, asegurarse de que estén bien limpias.
  3. Cortar las remolachas: Trocear las remolachas en cuartos o en trozos pequeños, dependiendo del tamaño de la entrada del extractor de jugos o la licuadora. Esto facilitará la extracción del jugo.
  4. Licuar o extraer el jugo: Colocar los trozos de remolacha en el extractor de jugos y procesar según las indicaciones del fabricante. Si se utiliza licuadora, añadir un poco de agua para facilitar el licuado. Después, colar el jugo con una gasa o colador de malla fina para separar la fibra.
  5. Agregar limón y/o agua: Exprimir el jugo de medio limón por cada remolacha grande usada para mejorar el sabor y añadir vitamina C. Diluir el jugo con agua fría al gusto si resulta muy concentrado.
  6. Endulzar (opcional): Añadir un poco de miel, stevia u otro endulzante natural si se prefiere un sabor más dulce, teniendo en cuenta que la remolacha ya posee un dulzor natural.
  7. Servir: Servir el jugo inmediatamente para disfrutar de todos sus nutrientes y antioxidantes. Aunque se puede refrigerar por un corto periodo, lo ideal es consumirlo fresco.

Notas adicionales: Considerar la inclusión de otros ingredientes como zanahorias, manzanas, jengibre o cúrcuma para variar el sabor y aumentar los beneficios para la salud.

Fuente: Infobae


Compartir en redes