Mundo

Colombia investiga si el exjefe de las FARC Iván Márquez murió en Venezuela

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que las autoridades del país están investigando si el exjefe de las FARC Iván Márquez, actual líder de las disidencias de ese grupo, murió en un atentado en Venezuela, como trascendió en los medios.

“Son en este momento informaciones que se están verificando, estamos trabajando en este momento con inteligencia para tratar de verificar esa información y tan pronto tengamos corroboración se informará oportunamente”, señaló Duque, según el diario El Tiempo.

A su vez, el mandatario manifestó que el jefe de las disidencias “estaba en Venezuela protegido por Nicolás Maduro”.

De acuerdo con medios colombianos, Márquez, cuyo nombre real es Luciano Marín, perdió la vida en un atentado en territorio venezolano, en medio de la confrontación sostiene el grupo que lidera, Segunda Marquetalia, con otros grupos criminales por el control de la frontera con Colombia y por las rutas del narcotráfico.

Lo último que se sabía del guerrillero

Iván Márquez fue uno de los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el acuerdo de paz que se firmó en La Habana en noviembre de 2016, que determinó la disolución de la organización insurgente y el pase de sus miembros a la actividad política legal.

Sin embargo, en 2019, en disidencia con el rumbo tomado por sus camaradas, resolvió volver a la clandestinidad.

A fines de mayo, el Gobierno colombiano había anunciado el asesinato en Venezuela de Miguel Botanche, alias Gentil Duarte, uno de los máximos jefes de otro de los grupos remanentes de las FARC, y atribuyó el ataque a la facción liderada por Márquez.

Según dijo entonces el ministro de Defensa, Diego Molano, el enfrentamiento entre los dos grupos, que derivó en la muerte de Gentil Duarte, se debió a “disputas criminales por narcotráfico”.

Quién es Márquez

Nacido en Caquetá, Márquez integró la Juventud Comunista Colombiana (JUCO), desde donde comenzó a apoyar a la guerrilla llevando provisiones a las zonas rurales. Antes de ingresar a la insurgencia, fue profesor de escuela primaria y docente de biología entre 1977 y 1979 en el Colegio Corazón Inmaculado de María, en la localidad de El Doncello.

Fue entonces que afianzó sus ideas de extrema izquierda y acabó dejando la docencia para empuñar el fusil en el monte.

A comienzos de la década del 90 participó como negociador en los fallidos diálogos de paz de Caracas y Tlaxcala (México), que tuvieron lugar durante el Gobierno de César Gaviria, pero su gran salto en la organización guerrillera fue años después.

La experiencia negociadora la repitió en los también frustrados diálogos con el Gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) en la zona desmilitarizada de más de 42.000 kilómetros cuadrados que se creó en el Caquetá y parte del vecino departamento del Meta, donde se hizo uno de los rostros más conocidos de la guerrilla.

En 2008, tras la muerte de Raúl Reyes en un bombardeo de las Fuerzas Armadas colombianas a su campamento del lado ecuatoriano de la frontera, Márquez asumió un papel más notorio como vocero internacional. Por entonces se lo mencionaba como “el canciller” de la organización.

El salto definitivo lo dio cuando la muerte del fundador de las FARC, Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda o Tirofijo, también en 2008, y la de su sucesor, Alfonso Cano, forzó un cambio generacional en las filas rebeldes.

Esas bajas llevaron a Rodrigo Londoño, alias Timochenko, y a Márquez a ser los virtuales números unos y dos de las FARC, y a liderar los 44 meses de diálogos de La Habana.

Fuente: Telam

Noticias relacionadas

Volver al botón superior