Tendencias

Canciones, ferias de ciencia y álbumes paralelos: cómo planean aprovechar el Mundial de Qatar las escuelas argentinas

Faltan cinco días para que comience el Mundial de Fútbol y a pesar de los miles de kilómetros que nos separan de Qatar, los argentinos seguiremos el campeonato minuto a minuto desde todas partes del país. Y los chicos, desde las escuelas. En algunas de ellas, para aprovechar el interés que despiertan los partidos, ya comenzaron a vinculara los contenidos curriculares con la Copa del Mundo a través de canciones alusivas, ferias de ciencia temáticas y torneos propios, entre otras propuestas.

Para los especialistas en educación, el torneo puede convertirse en una gran oportunidad para fomentar aprendizajes significativos que generen interés y curiosidad en los estudiantes. De hecho, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, alentó a que, “dada la extraordinaria magnitud que toma el Mundial en la Argentina”, los alumnos miren los partidos de la selección en las escuelas y que los establecimientos educativos le den contenido pedagógico al campeonato, aunque delegó las definiciones específicas a cada jurisdicción.

“Siempre que uno pueda generar vínculos entre lo que se está enseñando y el interés de los alumnos, el aprendizaje es más potente, por eso es muy importante aprovechar esta instancia que genera tanto interés y pasión para generar contenidos educativos”, dijo Axel Rivas, director de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés.

La feria de ciencia, arte y tecnología de este año estuvo atravesada por el Mundial
La feria de ciencia, arte y tecnología de este año estuvo atravesada por el MundialGentileza Colegio Michael Ham

Según el especialista, el Mundial tiene fuertes relaciones con los contenidos educativos, como aquellos vinculados a cuestiones de estadística, historia y geografía. “El tema es saber aprovecharlos para darles sentido y que no sea una distracción del currículum fundamental”, señaló.

En la sede de Vicente López del Colegio Michael Ham –de gestión privada y al que asisten solo chicas–, la directora de nivel secundario Fernanda Puga dijo a LA NACIÓN que, para aprovechar el interés que tenían las alumnas por el campeonato, decidieron transformar la Feria de Arte, Ciencia y Tecnología (FACT), una muestra que realizan anualmente, en un Mundial. Así, distintos equipos intercursos compitieron por una Copa. Para ganarla debían sumar puntos a medida que iban visitando y participando en los distintos “estadios” armados ad-hoc, que eran stands donde se exponían los proyectos. Se armó un reglamento y un fixture que ordenaba las visitas a cada “estadio” a lo largo de la jornada y las alumnas iban ganando stickers en cada uno de ellos que pegaban en un álbum de figuritas.

“La idea fue que la lógica del Mundial atravesara la muestra y fuese la narrativa que dirigiera todos los proyectos. Toda la experiencia generó una gran rueda de trabajo en equipo. Las chicas disfrutaron, compitieron y aprendieron”, explicó Puga.

Además, las estudiantes de quinto año trabajaron en la materia geografía con los distintos grupos de países que participan del campeonato para analizar el índice poblacional de cada nación, sus problemáticas y sus puntos destacados. Y con toda esa información, diseñaron una camiseta.

El "Rock del Mundial" fue una creación de los alumnos de la escuela N°21 de la ciudad
El «Rock del Mundial» fue una creación de los alumnos de la escuela N°21 de la ciudad

En la Escuela Nº21 Armada Argentina, en la ciudad, los chicos reescribieron, como parte de un proyecto organizado por la maestra de música, la letra de la canción “We Will Rock You” de la banda inglesa Queen. “Inventaron una letra colaborativamente, la ensayaron y la presentaron al resto del colegio. Hicimos copias para que todos la aprendan y unos días antes de que empiece el Mundial la vamos a cantar entre todos”, explicó el director del establecimiento de gestión pública, Carlos López.

La canción, que titularon “El rock del Mundial”, comienza así: “Vamos a jugar este año el Mundial/la hinchada te defiende hasta el final/y esta vez vamos a ganar/con Messi a la cabeza y con Julián”.

En esta escuela, los alumnos también van a tener una comunicación con otros estudiantes de un colegio de México para que, cuando juegue la Selección contra la de ese país,, puedan compartir un encuentro vía Zoom e intercambiar sobre sus culturas y desearse suerte.

En lo que respecta al nivel inicial, la escuela privada Florida Day School impulsa el proyecto “Un torneo mundial”, que contempla el estudio del campeonato para armar un torneo propio, en el que los chicos armen su reglamento, diseñen sus camisetas y organicen su fixture, entre otras cuestiones.

“Primero, estamos abordando lo organizativo. Es decir, los roles y funciones, el fixture, el sistema de eliminación, los organizadores gráficos como las llaves, el registro de los goles con números, los colores de las camisetas y las reglas. A partir de ahí vamos a organizar un torneo de tejo, algo que ellos eligieron, y van a armar su seleccionado, su bandera, su remera, su fixture. La idea es que cada cual elija el área en la que quiere trabajar y se fomente la interdependencia positiva”, indicó María Laura Sánchez, directora de nivel inicial del establecimiento.

Proyecto "Un torneo mundial", del Florida Day School
Proyecto «Un torneo mundial», del Florida Day SchoolGentileza Florida Day School

Para el argentino, el fútbol es algo importante y trascendente y desde la escuela no podemos ser ajenos a eso”, sostuvo Darío Álvarez Klar, educador especializado en innovación y fundador de la Red Educativa Itinere, integrada por establecimientos de gestión privada de la provincia, entre ellos el Colegio del Faro y el Northfield. Y agregó: “También se debe contemplar a aquel que piensa diferente y respetar la diversidad de intereses. La vida escolar sigue durante el Mundial, se adapta, pero no se condiciona y, fundamentalmente, encierra una oportunidad para fomentar aprendizajes significativos”.

Para eso, en los colegios de esa red, están trabajando desde abril pasado con distintas actividades. Por ejemplo, el análisis de mapas de los países participantes, la colección de figuritas de esas naciones, la investigación de distancias y de medios de transporte hacia ellas y los debates sobre qué pasa políticamente en ciertos lugares con el rol de la mujer y cómo se puede hacer frente a ello.

Cualquier proyecto que vincule a los estudiantes con una situación de su interés los motiva y despierta su curiosidad. Hoy es el Mundial, pero mañana pueden ser las elecciones o las Olimpiadas. Lo importante es que puedan aplicar lo que aprenden y darle sentido”, sostuvo Álvarez Klar.

En los colegios que integran la red, los partidos que coincidan con el horario escolar se podrán ver en los establecimientos. Sin embargo, aquellos alumnos que decidan mirarlos fuera de la escuela, se pautarán horarios de entrada y salida para interrumpir la jornada.

Distritos

El director general de Cultura y Educación bonaerense, Alberto Sileoni, anunció que habrá clases normalmente y que, si las escuelas tienen las posibilidades se podrá ver los partidos en los establecimientos. Los alumnos de la provincia también tendrán la posibilidad de entrar más tarde o salir antes de acuerdo a los horarios de los partidos de la Selección.

Además, en esa jurisdicción lanzaron “Golazo, el Mundial en la Escuela”, un micrositio que reúne diferentes propuestas pedagógicas para el nivel inicial, primario y secundario vinculadas al campeonato y al deporte. Una de las actividades, por ejemplo, propone analizar los ángulos de tiro al arco en función de su apertura comparando posibilidades de gol. Otra plantea una serie de preguntas para acercar a los estudiantes a problemáticas naturales y sociales del territorio qatarí.

Algunos de los ejes temáticos que atraviesan a estas propuestas son: el rol de las mujeres en el fútbol argentino, recuerdos y rituales familiares vinculados al Mundial, matemática y fútbol (número de camisetas, cantidad de goles y puntajes, entre otras cuestiones), lugares y posiciones en la cancha, geografía e historia de Qatar, husos horarios y diferencia horaria, los mundiales en inglés, el arte y el fútbol y hábitos y prácticas en clave de Educación Sexual Integral (ESI).

Autoridades del Ministerio de Educación y Derechos Humanos de la provincia de Río Negro presentaron una serie de cuadernillos digitales para alumnos de primaria y secundaria que imitan la estética del álbum de figuritas y proponen diversas actividades para acercarse al Mundial desde distintas disciplinas. Uno de los cuadernos, “La historia de los mundiales”, busca conocer la diversidad de Estados que participan del campeonato. En esta provincia también informaron que cada escuela se podrá organizar para ver los partidos en los establecimientos en función de su equipamiento.

Voceros del gobierno porteño señalaron que cada escuela definirá si se mirarán los partidos de la Selección en las instituciones. “Hay escuelas de la ciudad que ya vienen trabajando el tema como contenido pedagógico. Cada institución conoce la realidad y los intereses de su propia comunidad y abordará el tema con responsabilidad de acuerdo al trabajo pedagógico que estén llevando a cabo en ese momento, generando herramientas que permitan incorporar nuevos conocimientos con entusiasmo”, dijeron.

Para Agustín Porres, director regional de la Fundación Varkey, la posibilidad de poder ver el Mundial en la escuela es positiva siempre y cuando cada institución pueda definir sus propias pautas y se aproveche pedagógicamente. Además, señaló que implica una oportunidad para hablar sobre el éxito, el fracaso y las virtudes.

¿No le estaremos enseñando a los chicos a esperar sí o sí un triunfo? ¿vale todo con tal de obtener un mejor marcador? ¿Seríamos capaces de simular una caída en el área para ‘ganarnos’ un penal? ¿Aplaudimos cuando eso sucede en un partido profesional? ¿Respetamos al referí o lo increpamos cuando decide algo que no estamos de acuerdo? Esto es educación en virtudes y a los chicos les encanta debatir sobre estas cosas. Solo hay que llevárselas”.

Un ejemplo de esto, expuso, es la guía didáctica que creó la ONG Educere, que además de proponer actividades de prácticas del lenguaje, matemática, ciencias sociales y tecnología, plantea ejercicios referidos a proyecto de vida y educación emocional. Hasta hoy, la guía lleva más de 22.000 descargas.

Fuente: Josefina Gil Moreira, La Nación

Noticias relacionadas

Volver al botón superior