Mundo

Bolsonaro dijo que Lula es enemigo de Brasil porque busca desarmar a la población

El presidente Jair Bolsonaro, quien en octubre se juega la reelección, arengó este miércoles a sus seguidores a llamar al exgobernante y su futuro rival electoral, Luiz Inácio Lula da Silva, como “enemigo” de Brasil por impulsar el desarme de la población civil, durante un acto oficial en el estado de Goiás, vecino a Brasilia.

“Entre nosotros sabemos quién es el enemigo de la nación. El enemigo de la nación brasileña no se viste de verde y amarillo, se viste de rojo y tiene una bandera con la hoz y el martillo“, dijo el mandatario en alusión a los símbolos del comunismo.

Durante un acto de entrega de terrenos a campesinos en Rio Verde, Goiás, Bolsonaro convirtió la ceremonia oficial de la Presidencia en un acto contra el expresidente Lula.

“Lula, ladrón, tu lugar es la prisión”, cantó parte del público en el acto, que también entonó el clásico “Mito, Mito” para referirse al líder ultraderechista brasileño.

En ese marco, Bolsonaro dijo que las elecciones son importantes para definir el rumbo del país y defendió su política de flexibilización de tenencia y porte de armas, una promesa de campaña desde 2018, como una forma de emular la legislación de Estados Unidos.

Queremos armas de fuego para el ciudadano de bien. Todos ustedes saben que el arma, en especial en en los lugares más distantes, es la garantía de vida de ustedes. El pueblo armado jamás será esclavizado. Hay un ladrón que dice que sueña con volver al poder para desarmar a su pueblo”, afirmó el excapitán del Ejército.

Bolsonaro lanzó mensajes para consolidar su base de apoyo al afirmar que “Brasil es un país cristiano, que está en contra del aborto, de la ideología de género, defendiendo la familia y la propiedad privada”.

El líder ultraderechista marcha segundo en las encuestas detrás de Lula, en un escenario de polarización que puede definirse en la primera vuelta del 2 de octubre.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva fue absuelto de culpa y cargo de todos los procesos por corrupción en su contra por orden del Supremo Tribunal Federal, que anuló los casos y determinó que hubo persecución y manipulación de pruebas y del procedimiento en la operación anticorrupción Lava Jato por parte de los fiscales y el exjuez bolsonarista Sérgio Moro.

Lula estuvo en prisión 580 días y su detención lo proscribió de las elecciones de 2018, en las que venció Bolsonaro.

Noticias relacionadas

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. LAS PAUTAS PUBLICITARIAS PERMITEN QUE USTED DISFRUTE GRATIS DE ESTE SITIO!