Mundo

Arce advirtió que el pueblo boliviano no admitirá una eventual pérdida de territorio

El presidente de Bolivia, Luis Arce, advirtió este lunes que el pueblo y la Armada nacional no permitirán una nueva pérdida de territorio ante lo que denunció como planes de dirigentes del departamento Santa Cruz que instaron a “revisar la relación con el Estado Plurinacional”, lo que oficialismo interpreta como un intento de sentar las bases de un movimiento independentista.

A “quienes hoy por intereses políticos circunstanciales porfían en revisar la relación con el Estado boliviano, por decirlo en sus propias palabras, deben comprender que el pueblo boliviano junto a su gloriosa Armando boliviana jamás permitirá una nueva pérdida de territorio bajo ningún pretexto”, afirmó Arce.

El mandatario habló en el acto por los 196 años de creación de la Armada, celebrado en la ciudad de La Paz.

Santa Cruz, bastión de la oposición de derecha, llevó a cabo recientemente un paro de más de un mes en reclamo de un censo nacional para 2023, porque consideraba que ese relevamiento mejoraría sus ingresos federales y su representación parlamentaria, aunque luego aceptó que el estudio poblacional se haga en 2024.

En el día 23 de paro, un cabildo abierto decidió “convocar a una comisión constitucional que, en el marco legal y democrático, revise la futura relación política de Santa Cruz con el Estado boliviano”.

“No caeremos en la trampa de formular modelos (de gestión) complejos cuya aplicación depende de la voluntad de otros departamentos, otros departamentos que no tienen la motivación, la capacidad ni la voluntad de autogobernarse”, dijo entonces el titular del Comité Cívico, Rómulo Calvo.

Aunque ningún dirigente cruceño habló abiertamente de un intento de independencia, el Gobierno rechazó las palabras.

Haciendo un parangón con la pérdida del litoral boliviano, tras la invasión chilena de 1879, Arce advirtió este lunes que esa “concepción señorial de territorio, por la cual se confunde la patria como la extensión de la hacienda” se ve reflejada en ciertas élites que se pusieron al “servicio de intereses extranjeros”.

Y avisó que “Bolivia es más grande que una finca por mucho que las elites antipatria les cueste aceptarlo”.

“Incitar a la confrontación entre bolivianos y valiéndose de una versión caricaturizada del regionalismo federalista, provocando dolor y muerte, deben indignarnos a todos, sobre todo cuando todavía luchamos para superar los terribles efectos de la pandemia y de un Gobierno de facto que se dedicó a asaltar el tesoro público”, aseguró, según la estatal agencia ABI.

Arce afirmó que Bolivia es “una sola y es un barco en el que estamos todos” y depende de la tripulación que “llegue a buen puerto o perezca en las aguas del egoísmo de quienes olvidan que la Patria es algo más grande que la suma de sus partes”.

Días después del pronunciamiento del cabildo cruceño, el abogado Joadel Bravo Bezerra publicó una columna en el diario Página Siete en la que reivindicó que Santa Cruz “se ve obligado a considerar la Constitución, art. 2, que garantiza la `Libre Determinación` en el marco de la unidad del Estado, que consiste en el derecho a la autonomía, al autogobierno, a su cultura, al reconocimiento de sus instituciones y a la consolidación de sus entidades territoriales”.

Entre 2008 y 2009 hubo otro amago independentista, entonces de la llamada Media Luna que integraban los departamento de Beni, Tarija, Pando y Santa Cruz, duramente enfrentados con el gobierno del presidente Evo Morales.

Fuente: Telam

Noticias relacionadas

Botón volver arriba